domingo, 15 de enero de 2012

Mas - turbar(se).

Escribir un relato erótico o porno, como cada uno le quiera llamar, es fácil. A veces sólo hay que describir un momento de un acto sexual en el que hayas participado activa o pasivamente. Es fácil. Piensa y recuerda. Y sólo tienes que describir el primer momento que te venga a la cabeza. O uno de los primeros. Suele estar relacionado con el momento de mayor éxtasis. Aunque no siempre tiene que ser así. En el caso de hoy, por ejemplo, sí es así. Masturbación mutua y recíproca. Ella a él. Él a ella. Ella a ella. Él a él. Sin la alteración de que los pechos de ella siempre son recorridos por la lengua de él. Y sus pezones pellizcados por sus dedos y mordidos con sus dientes. Entonces ella avisa. Él pone más ganas. Llega. Y cuando está gimiendo de placer, él realiza un nuevo movimiento, inesperado y el más placentero. Ella pide que no cese. Él cumple sus deseos. Sí, llega el momento de mayor éxtasis. Uno de los mejores dentro del conjunto. Dentro de sus dedos y su mirada.

No hay comentarios: