lunes, 24 de enero de 2011

Puedo hacerme la sorda,pero te escucho.

Cobarde. Admite que lo único que quieres es decirme dos frases por semana y conseguir sacarme una sonrisa para que en el fondo de mi cerebro sigas estando tú. Admite que lo demás te da igual, el cómo esté o el qué sienta. Dilo. Que lo único que quieres es tenerme por segura. Un seguro de sexo ilimitado e incondicional. Admite que todo esto lo haces con ese único motivo. Sé valiente por una vez y ¡admítelo!

No hay comentarios: