miércoles, 26 de enero de 2011

Porque me prometí que la vida serían etapas.

Vete, corre, huye, lárgate, ¡desaparece ya de mi vista! El mundo en general está lleno de zorras que la sabrán comer mejor que yo, ¿a qué esperas a ti que tanto te gusta viajar? Tú en particular estás rodeado de niñatas que se pueden morir de ganas por follar contigo una noche con la ayuda del alcohol. Si dices que lo que buscas es simplemente eso, vete detrás de ellas, sígueles su juego y disfruta. Pero no hagas todo eso queriendo tenerme a tu lado, directa o indirectamente. No tienes porqué preocuparte por mí, estaré mucho mejor sin saber nada de ti. Lo juro. El mundo en general está lleno de tíos a los que me apetecería follarme en cualquier rincón, playa o montaña, público o privado. Yo en particular estoy rodeada de tíos por los que no dudaría un segundo en meterme en su cama. ¿Que por qué no soy yo la que se larga y desaparece de la faz de la tierra? Porque sabes que a mí nunca se me ha dado bien dar el paso definitivo. Dejo las bases razonables para que tengas las cosas fáciles, otra vez. Coge las instrucciones y aplícate el cuento. Pero deja ya esta tontería que no sirve a ninguno. Las ganas se pasarán con el tiempo y con otros cuerpos. Y todo pasará. Porque la vida pasa. Por mucho que tú te detengas ella nunca sigue tu ritmo. No ganas nada. Continúa, avanza y pasa.

No hay comentarios: