miércoles, 29 de diciembre de 2010

Excusas que invitan a despedidas.

Porque cuando me di la vuelta en la cama era para que lo intentaras por detrás, no porque me hubiese enfadado por el hecho de que me repitieras cada diez minutos que te la habías follado.

No hay comentarios: