martes, 26 de octubre de 2010

Reflexiones interiores (VIII)

Cuando me fui lo último y único que te preguntaba era si podías esperarme. No sé si lo habrás hecho, pero quiero que sepas que así me has hecho sentir. Sé que el retomar todo donde lo hemos dejado va a ser imposible. Pero también sé que cuando hemos dejado de vernos no habíamos dicho te quiero. Y ahora la cosa está muy avanzada. Será muy diferente y hasta que nos volvamos a ver no sabremos hasta qué punto todo ha evolucionado. Aún así, me has prometido estar ahí y, que pase lo que tenga que pasar, porque, mientras estés ahí, hay esperanza.

No hay comentarios: