martes, 26 de octubre de 2010

Reflexiones interiores (VII)

A dos mil kilómetros de distancia, no ha pasado un día en el que te hayas separado de mí y eso ha sido lo más importante, ha sido lo que ha hecho que todo esto fuese tan fácil. Te echo de menos, ¡dios,claro que te echo de menos! ¡Muchísimo! Pero has sabido como hacerlo lo más fácil que se puede dentro de algo tan complicado. Has conseguido que no pase un minuto libre en el que no piense en ti. Has conseguido que cada mañana tenga ganas de darte los buenos días. Has conseguido que quiera que llegue el fin de semana para poder oír tu voz. Has conseguido que quiera pegarme a una pantalla por cuatro palabras y unos minutos de conversación. Me has conseguido, me has ganado por completo.

No hay comentarios: