martes, 26 de octubre de 2010

Reflexiones interiores (IV)

Supongo que esta vez he sido yo la que he marcado las pautas. Tomé la decisión de aceptar la invitación a conocerte. Tomé la decisión del inicio, blanco o negro, sin matices de grises. Y había tomado la decisión de que lo nuestro no sería fácil, iba a estar lejos durante mucho tiempo. Sin saberlo, casi había tomado la decisión del final, antes de empezar.

No hay comentarios: