martes, 26 de octubre de 2010

Reflexiones interiores (I)

Hace tiempo que abandonó las películas de guaperas y las canciones de listillos. ¡Qué lejano parece que queda todo aquel tiempo! Pero piensas en todas las cosas que se ha vivido en los minutos antes de pasar a la vida de una persona adulta y no podrías casi decir cuales han sido los determinantes. Siempre lo había querido porque había sido su muleta para dar los pasos grandes, lo que te convierten en una chica mayor de edad que inicia el recorrido de la senda de la madurez. Y realmente así ha sido, él ha sido el chico mayor que siempre me ha intentado guiar. El que me ha dado los mayores consejos y el que ha marcado las pautas a seguir en mi camino. Supo exactamente qué puntos tenía que elegir para llegar a ser quien soy y estar donde estoy. Sus palabras habían sido "no quiero ser le que te impida poder realizar todos tus sueños".

No hay comentarios: