viernes, 22 de octubre de 2010

Lucha anual.


- Me asusta el pensar que quizás nunca volvamos a ser nosotros.
- Pues no lo pienses.
- Tus palabras, tu comportamiento, tú... es como si todo fuese a terminar al mismo precipicio.
- Escucha, yo también he hablado de miedo, del miedo que tengo a perderte, del miedo de saber si lo estamos haciendo bien para poder seguir juntos... de ese miedo que tengo de que no vuelva a ser como antes.
- Ese miedo no debería existir si los dos queremos, todo nos irá mejor que antes.
- Creo que hemos llegado a un punto en el que el querer los dos es insuficiente.
- Si los dos queremos, no existe ese punto ni miedo ninguno.
- Tú hablaste del insuficiente te quiero...
- También hablé del poder olvidarte y dejarte ir...
- Te dije que te quería, nada lo va a cambiar.
- ¿Luchamos?
- Es lo que hago cada día.

No hay comentarios: