martes, 26 de octubre de 2010

Hablar.

Sabía que estando él a su lado todo iba a salir bien. Lo único que la invade ahora son las ganas de verlo, los nervios de saber continuar, el miedo a que pase algo malo, el equivocarse en cualquier mínima cosa, el errar en los planes, en creer que quizás sea diferente y lo termine. Me da miedo el pensar que algo malo nos pueda pasar. Me da miedo en no poder aprovechar el tiempo ahí. Me asustan las palabras que saldrán de tu boca. Ya la vez intento sonreír, porque el tiempo ya corre hacia adelante, en tu dirección.

No hay comentarios: