martes, 19 de octubre de 2010

#13, mi campeón!

- Todas se me echaban encima, era un sinvivir, un no parar de mujeres encima mía, un mogollón de animadoras que casi saltaban las gradas para venir a tocarme. ¡Así no podré aguantar mucho más!
- Pues les dices a todas esas, que el jugador con el número 13 a la espalda, es única y exclusivamente mío ¡y enterito!
- Eso fue exactamente lo que les grité. No lo dudes nunca.

No hay comentarios: