jueves, 23 de septiembre de 2010

Desde Torino.

Cuando en la distancia sientes el apoyo de esa persona, todo te parece más sencillo. Cada llamada que recibes es una carga enorme de aire que necesitas para respirar. Sólo él hace que el tiempo corra más rápido y vaya en su dirección. Mi norte eres tú, no lo olvides.

No hay comentarios: