jueves, 30 de septiembre de 2010

¿Sientes lo mismo?

Pensé olvidarte tan pronto pisase un suelo que me distanciase de ti dos mil kilómetros. Ahora sé que eso sería imposible.

17N.

Cierra los ojos. ¿Los tienes ya cerrados? Apriétalos bien fuerte, ¡fuerte, muy fuerte! Ahora contarás hasta tres, ¿vale? Te prometo que antes de que termines la cuenta atrás, me tendrás en tu oído susurrándotelo: hasta el infinito y más allá, más uno.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Distancia.

Sabía que sería difícil, pero no que podríamos hacerlo tan fácil. Porque el tiempo pasa volando y nosotros nos hemos agarrado tan fuerte que no hay vendaval que nos lleve.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Que caiga el diluvio universal.

¿Recuerdas que te decía que me gustaba la lluvia? Que a ti también, ¿a qué sí? Pues a miles de kilómetros sin poder decírtelo a la cara, no me gusta de la misma manera. Me consuela el pensar que ahí también caigan millones de gotas que de alguna manera será como si nos conectasen. Odio darme cuenta de lo duro que puede llegar a ser esto sin ti. ¡Mándame un beso en cada gotita,anda!

Quizás se evada un mes y cinco días.


Es como si el tiempo se empeñase en no concedernos una segunda oportunidad cuando parece que corre hacia atrás. Te juro que intento mirar adelante, igual que el aparato ese que llevan los caballos para no desviarse de su camino, yo camino igual. No hay manera. Cada día tiene 24 horas, 1440 minutos y 86400 segundos y contra eso, lamentablemente, yo no puedo hacer nada. Pero tú sí. Tú tienes un botón en tu interior que tienes que buscar. Una vez que lo encuentres, lo pulsas. Entonces acelerarás el tiempo y los días que nos quedan se esfumarán. Sólo es cuestión de que sepas encontrar ese maldito botón.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Desde Torino.

Cuando en la distancia sientes el apoyo de esa persona, todo te parece más sencillo. Cada llamada que recibes es una carga enorme de aire que necesitas para respirar. Sólo él hace que el tiempo corra más rápido y vaya en su dirección. Mi norte eres tú, no lo olvides.

lunes, 13 de septiembre de 2010

R18

¿Qué con qué momento me quedaría? Son demasiado buenos todos como para tener que quedarme sólo con uno. ¿Qué diga cinco? Pues mira, nosotros somos de fechas marcadas. La primera vez que estuvimos juntos, Carnavales. El primer paseo para conocernos, justo antes de mi primer examen de Junio. El primer intento de ver una película, en mis exámenes de junio y en tu selectivo. Cuando decidiste seguir a pesar de todo lo que vendría, el día después de San Juan. Los primeros fuegos artificiales juntos, en las fiestas de Boiro. Lo hicimos oficial, el día en el que La Roja nos regaló el Mundial. La primera vez que dormimos juntos, era San Ramón. Y teníamos que cumplir dos meses juntos un 11-S. Decías que no serías capaz de enamorarte en dos meses y al final… ¿vamos a tener que admitir los dos lo que sentimos o lo dejamos en miradas en silencio? Eres la única persona de la que me da miedo despedirme, lo sabes. Quisiera cerrar los ojos ahora y abrirlos dentro de tres meses y ver que estamos sentados en el mismo banco que ayer, igual que ayer, igual que todo este tiempo. Aunque no puedo pedirte que me esperes, quiero que sepas que es lo que más desearía hacer en esa maldita conversación de despedida, porque eres así de estúpido, de tonto, de asqueroso, que hiciste que el separarme de ti haga que me replantee esta oportunidad. Igual que en aquel intento de adiós definitivo en el que lo único que me dijiste fue “no cambies”, eso es lo único que te pido de verdad. Sigue siendo igual de estúpido, de tonto y de asqueroso como la última vez que nos veamos. Tú ya sabes lo que hablamos y las cositas que te pedí que no hicieras, en tu mano está que canjee o no el pase VIP, que por muy lejos que me vaya lo llevaré conmigo, siempre encima de mí. No quiero que esto suene a despedida definitiva, no quiero que suene a un adiós para siempre, quiero que suene a un hasta pronto, a un el tiempo pasa rápido y cuando vuelvas estaré aquí igual que ahora. Raúl, gracias por todos estos días, todos los momentos que pasamos juntos, por todo. Como tú dices, conocerte a ti marca un antes y un después. Pero ese después quiero que tarde mucho en llegar, quiero seguir conociéndote por muy lejos que me vaya. ¿Sería mucho pedirte que me esperaras? J

Tetè [de verdad].

La gemela de Charo :)

Ayyyy, ¡cuánta falta me harás allá! ¿A quién voy a putear yo tanto como el calvario al que te sometí con Chotingo todo el verano? ¿Quién me va a tener encerrada en un baño durante más de media hora contando las penas de amor que luego no nos acuerden? La niña que tardó menos de un año en conocerme entera y la que hizo que se le cogiera tantísimo cariño en ese poquito tiempo. J Espero que para mi vuelta Vite me reciba con los brazos abiertos, ¡eh! Así como las puertas de mi zulo italiano lo estará todo el curso para cuando más gustes en venir. A ti te dejo al mando de que cuatro personajes no se queden en casa ningún jueves ni sábado, como mínimo, pero que reservéis medio hígado para cuando llegue yo, que nos hará falta para los siete días de la semana! Como sé que ADE es tu puta, sé que no hace falta que te diga que espero que repitas las notas y las experiencias del año pasado, ¡jejeje! Cuídate mucho Andre y recuerda que me tienes que tener al tanto de TODO lo que sepas, con lo cual, eres la encargada de mirarme por el otro por Santiago y Boiro, que sé que no te pierdes una. Apuntas en el móvil cada cosa que veas o sepas que hace y me las mandas por privado, ¿vale? ¡Jiijijiji! Sin más, espero que todo le vaya bien, que la intentaré cuidar desde la lejanía, que me cuide mucho de los dos Sergios, para que cuando vuelva nada haya cambiado. J

Pórtate bien chuliña, te quiero!

El moreno que baila !

Y al final te tuviste que tragar tus palabras, ¿eh? ¡Jojojojojo! Sabes que sólo aguanté con él para darte a ti en la cara y para que no me cayeran los vaciles que le cayeron a Patri por el puto mes. De todas formas, tú eres más mi puta que él, puedes estarte tranquilo. J ¿Y qué, en tres meses te dará tiempo a crear nuevas palabras que yo no vaya a entender, o se queda el MIL con nosotros para siempre? Sabes que si la Wikilino hace nuevas entradas, las quiero saber, que luego me pierdo y me las tenéis que explicar como a Rebe. Sé que por Lacoruneno te irá todo muy bien, que a las dos semanas le estarás diciendo a alguna: ¡me matas mil! ¡No puedo con tu puta cara! Así que no estaré preocupada porque te pueda ir algo mal. J Tú no seas muy malo con Tamara, que también te conozco, ¡eh! Pobre, o que tal vai ter que aguantar! ¡jajajajaa! Bueno, ya me irás contando qué tal la marcha por ahí, para cuando vuelva tener un sitio más en el que salir, ¿vale? Aunque Sergio sea el que más me va a echar de menos, sé que tú también lo harás, ¡¡y mucho!! Te dejo al mando para que me cuentes todos los chismes que sepas y que le eches un ojo a quien tú sabes, lo cual te llevará a tener que salir todos los sábados por Boiro y no hay excusas que valgan! Cuídate mucho, pequeño coruño, que en nada, pasa el tiempo volando y me tienes al lado del oído para esas conversaciones tan amenas que doy borracha y de noche. J

Te quiero, moreno!

A partir de ahora, "el Poses"

Juanete! ¿Con quién te vas a ir este año de concierto, eh? Con nadie que no sea yo, ¿me oyes? Tú espera por mí, busca un concierto guapo para el mes que llegue y así nos vamos juntos para no perder las buenas tradiciones. ¡Jejejeje! Sabes que en el fondo te envidio por que vayas a vivir un año entero con Sergio, tú y él solitos… mmmm… ¡Yo también quería! ¡Jajajajaa! A ver si para cuando vuelva seas tú el que esté encima de él en el sofá a golpe limpio sin piedad, el que barra el suelo con su pelo cacahuete y al que le hagas cosquillas escribiendo la carta a los Reyes Magos. Como a ti te pertenece el título de Fiestas #2, te dejo encargado de que los otros tres no se queden en casa ningún jueves y menos un sábado en Boiro! Acordaros de tomar un chupi guapo por mí cada vez que salgáis, ¿vale? Sólo quiero ver fotos de fiestas y nada de quedarse en casa a dormir o volver pronto. Que sepas que si me coge, tu cuadro será la última cosa que meta en mi maleta y la primera en colgar en mi habitación italiana, ¡jejeje! Sin más rodeos, espero que le vaya bien un año más en magisterio, que parece que le cogió gustito (¡menos mal!), que empiece a hacer usted los trabajos que le mandan, que media carrera es de tu tía! Una última promesa: llego el 17 de diciembre, te quiero ver en el aeropuerto con el pelo de Gorka, que todavía no te lo vi y lo ibas a poner en el verano, ¡capullo! Cuídate mucho, que te quiero en plena forma para discutir de borrachera tan pronto pise suelo gallego ;)

Te quiero muchiño J

Pelirroja !

Se suponía que este verano no te ibas a despegar de mi toalla en la playa, ni de mi cubata cada noche, ni de mí, directamente. Y nos hemos pasado demasiado tiempo separadas, estúpida. Este invierno te me harás más madura, las prácticas serán como el primer paso hacia un trabajo fijo que nos dure toda una vida y eso te hará ser más responsable. Lo que no conlleva a que te tengas que quedar en casa como una viejuna, no, todo lo contrario. Te quedas sola como representación de la parte femenina, así que deberá tomar el mando que dejo yo, ponerlos en línea y salir todas las semanas, dos veces mínimo, ¿prometido? ¿Con quién voy a comentar cada jugada hasta las dos de la mañana en la sala mirando nada en la televisión? ¿O a quién tendré que esperar dos días enteros mordiéndome la lengua para hablar “temas de chicas”? Va a ser demasiado tiempo separadas, pero sé que lo sabremos llevar de la mejor manera: Tuenti! ¡Jejejeje! A ti no te dejaré un mensaje de pórtate bien y cuídate, ¡jamás!, eso lo haces muy a menudo. Prométeme que cuando llegue tendré a una nueva Pelirroja que me contará con los dedos de los pies los tíos que ha metido en cama, las veces que ha estado alcoholizada por cada ciudad gallega hasta las tantas de la madrugada, que irá de resaca muchas veces a currar y que reservará sólo la mitad del cuerpo para el mes de vacaciones que yo tenga en Navidades. ¡Prométemelo!

Ti voglio bene, pequeño desastre animal.

Cuqui :)

Toda la vida juntos… ¡ay, no, que sólo son dos putos años aguantándote! ¿Quién nos lo iba a decir, eh? Hace unos años ni hola nos decíamos por los pasillos del instituto y ahora vas a ser una de las personas a las que más eche de menos. Es lo que tiene pasar tantas y tantas y tantas horas contigo, al final hacen mella. Has estado en cada uno de los momentos más importantes de mi vida: cumplir dieciocho, sacar el carnet de conducir, la universidad, raparme (que en el fondo fue tu puta, lo sé). Ya no te tendré cada mañana riñéndome por perder el 15, ni de cocinero para hacerme de comer, ni para odiar conjuntamente a la señorita Escuela de Idiomas, ni de compañero de limpieza, ni podré tirar de ti para que salgas siempre que quiero, ni poder darte cariñitos, besitos y abrazos… ¿quién te va a querer ahora tanto como lo hice yo? ¡Nadie! Pero no te preocupes, porque tres meses pasan volando y el 17 ya te iré a llamar para darte un achuchón. Espero tu discurso de despedida, en el que me dices que esperarás a cuando vuelva para pedirme salir, que me dirás lo mucho que me quieres y lo horrible que será soportar un año más sin mí. Sabes que llorarás tú más que yo, ¿verdad? Gracias por ser así Ser.

Te quiero muchiño J

Enanita !

¿Qué harás sin mí, pedazo de tonta? Pues ya te lo digo yo. Te pondrás todos los modelitos que no me han cogido en 30 kilos de caca. Sacarás de quicio a tus padres día sí y día también. Estudiarás como una loca, aunque te pondrás histérica con Mari siempre antes de un examen. Pero seguirás siendo igual de buena persona, pija, pero buena persona. Espero que tengas en cuenta todo lo que tu santa madre hará por ti durante el curso y portes bien con ella. Ayuda en casa y estudia mucho. Sal también mucho, pero con cabeza, que nos conocemos. Ya le diré a Álvaro que cuide de ti, mientras esté por tierras italianas. Te voy a echar mucho de menos, porque nadie me pedirá de rodillas que duerma con ella, porque nadie me sacará de quicio tanto como lo haces tú, porque no serás la primera cara que vea cada viernes y porque eres la única hermana que, desgraciadamente, tengo (es bromita). Te quiero mucho y cuando vuelva te querré igual, espero que a mi vuelta estés en el aeropuerto repitiendo la escena del 30 de julio, pero a la inversa J

Te quiero, pequeñita !


Y llegó el día... ciao, ragazzi!


Porque la vida son ciclos y mañana empieza uno nuevo en la mía. Torino, Italia, me espera. Como dice una pequeña persona, será como desconectar de mi vida real, que es toda la que dejo, a todos y todo lo que se me queda aquí. Cada uno de vosotros sabe perfectamente la falta que me hará allá, cada uno de manera diferente, pero todos me haréis mucha falta. No habrá fines de semana para volver a casa a discutir con la Enana, lavar la ropa y recoger tápers. No tendré a un rubio al que tocarle los huevos cada día, cada hora a cada minuto. Me quedo sin una pelirroja a la que reñirle por quedarse en casa tantos días. Tampoco tendré al chico de rizos con el que discutir, estar a punto de pegarnos y luego pasar cada día en la playa juntitos. Mi chico moreno por naturaleza que este año se me quedó blanco, se queda aquí y no podrá deducir el tiempo que durarán mis relaciones. Ninguna gemela me preparará más vídeos de despedida, cenas sorpresa o me agarrará la mano dirección Padrón a setenta en tercera con las luces de posición y sin gasolina. Allá no habrá Oxidon para encontrarme con los pobrenses y bailar con ellos. Cuando nombre a las wipiflys me tomarán por loca, no porque su compañía haga que tus noches sean surrealistas, si no porque no tienen el honor de conocerlas. No estará el bus número 15 cargado de periodistas que amenizan mañanas, tardes y noches.Tampoco tendré el móvil lleno de llamadas perdidas, llamadas recibidas, mensajes de no puedo, fotos fallidas, noches de sábado, días que no sigas una rutina, ni buenos días, ni buenas noches del chico de la media sonrisa y la manchita en el hombro izquierdo.

No, en mi vida italiana ninguno de vosotros me acompañará físicamente, pero si espero que el Tuenti y el Skype nos una como cada día. Sólo quiero pediros una cosa: esperarme, el tiempo pasa rápido y el 17 de diciembre como muy tarde estoy aquí.

Gracias a todos, por todo el tiempo compartido, y especialmente por este verano.

sábado, 11 de septiembre de 2010

11/9

Dirán de nosotros que incumplimos todas las reglas y que fuimos más allá de los límites que nos habían impuesto. Exprimimos el tiempo que teníamos hasta el más mínimo minuto. Los datos oficiales que la gente barajará serán de dos meses. Los extraoficiales que nosotros poseemos se alargan un poco más allá. Firmaría en letras mayúsculas la frase "encantada de haber compartido todos estos días contigo".

martes, 7 de septiembre de 2010

Tú, pequeña gran súperpotencia.

Y dijo: "Hoy en día existen dos súperpotencias en el mundo. Una es Estados Unidos. La otra eres tú, opinión pública, capaz de mirar más allá del horizonte, por saber que existen otras zonas cero y no quedarte inmóvil al borde del camino".

Libre.

Hace tiempo fui libre de hacer la elección que quisiera, sin importar lo que el futuro dictara, sin preocuparme de si era la que más me convenía o la que más daño me hacía. Todo me dio igual. Te elegí a ti, hace tiempo. Eras y sigues siendo con quien quiero estar.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Gran día.

- ¿Qué te parece que hiciésemos todos nuestros días así,igual que este?
- ¿A qué te refieres?
- Que cada día nos demostremos lo que sentimos, que cada día te confiese que te quiero.
- Cada día que hemos pasado juntos te he demostrado de maneras diferentes cuánto sentía y siento por ti. Eso nada lo va a cambiar.

8:30

- Hola cariño. Buenos días.
- Buenos días...
- ¿Estabas durmiendo?
- Sí...
- Es que tengo que marchar y no quería hacerlo sin felicitarte y desearte que pases hoy un muy buen día :)

domingo, 5 de septiembre de 2010

4:

Encendió las dos velas, le dio al play y se sonrojó sonriendo. Estaba en el punto justo en el que siempre había querido detenerse. R.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Peridistas.

Cuando ponga un pie en el día de mañana, ya todo habrá empezado y todo se estará terminando. Empiezan las despedidas. Termina el tiempo que me queda a tu lado. Aunque miremos hacia otro lado, la cuenta atrás ya ha empezado. De hecho, empezó el día que dijimos que empezábamos algo nuestro, algo serio. No se trata te decir adiós a toda esa gente durante una noche entera, ¡qué va! Con ellos funciona mejor un hasta luego y dibujar una sonrisa. No habrá días de mi tercer año llenos de anécdotas con todos estos, ni de resacas de miércoles y jueves compostelanos. Pero sé que después de que pasen nueve meses, estaré contando los días de verano que me queden para volver a hacerlo en nuestro último año en esa facultad (¡dios quiera!). Mañana tarde empezará un día grande y terminará pronto una despedida minúscula, o eso espero. Será un gran recuerdo :)

11!

Viva el día que dijimos que esto no se había terminado!

miércoles, 1 de septiembre de 2010