miércoles, 25 de agosto de 2010

IS.

Y en estos días el que escribe, consciente del privilegio de habitar en esta orilla, cree que aún éste será el tiempo del hada temerosa que suspira, luciérnaga abandonando el letargo, Ícaro escapando de una isla del sueño sublime, en fin, del hombre y la mujer que buscan otro mundo posible.

No hay comentarios: