lunes, 23 de agosto de 2010

El primer adiós.

Duele pensar en la gente de la que me tengo que despedir y a la que tardaré en volver a ver como mínimo tres meses, pero a ti tardaré mucho más [aunque confío en que vengas de sorpresa a Torino o que en mis vacaciones aquí me dé tiempo de ver a todo el mundo!]. Quiero que estudies mucho para que logres conseguirlo, pero no quiero que te olvides de lo que es la fiesta, pasarlo bien y disfrutar la vida como hemos hecho estos cuatro años [que rápido se dicen]. Sabes que escuchar vetusta en directo fue mucho más impresionante al tenerte a ti a mi lado. Darte las gracias por espantar a los que nos querían despertar de nuestro precioso sueño y compartir chaparrón a la mañana siguiente conmigo. Dicen que el tiempo pasa rápido, muy rápido, así que confiemos en esa gente sabia y en que a ti te importe un poquitín, porque en el fondo los que estarán a nuestro regreso son aquellos a los que les importamos de verdad. Te quiero Rebeca, mucho!

No hay comentarios: