lunes, 19 de julio de 2010

Sabio oído.

- Sí, por fin lo dejaron.
- Bueno, él algo le vería para estar tanto tiempo con ella. La querría.
- No lo creo. Nunca me habló de nada de ella que lo enamorase.
- Pues no lo entiendo. Es una de esas cosas que tanta rabia me da. Cuando estás con una persona es que le ves algo, que te tiene algo, tienes que sentir algo.
- Pues en su caso, no lo creo. Pero a ti te veo toda enamorada.
- ¿Qué dices? Despacio.
- Bueno, pero él te gusta... ¡y mucho!
- Claro que me gusta, estoy con él porque me gusta. ¿Ves? Yo a él le encuentro algo, bueno, en realidad muchas cosas. Y tiene cosas buenas y cosas malas, pero me gusta.
- Te encanta. Se te nota demasiado, pioja.

No hay comentarios: