lunes, 26 de julio de 2010

Me sobran ganas de sentir.

Pero ahora estoy asustada de lo que pueda haber pasado. Odio que todo lo que el ser humano tenga que hacer dependa de los ceros de su cuenta. Quiero dejar de ser impaciente, histérica y de romperme la cabeza sin llegar a conclusiones factibles. Porque lo que más detesto es saber de antemano el tiempo que pasaré sin restregarme por el suelo contigo. Por ello te pido que facilites el que tenga que mantenerme de pie en la medida que te sea posible. Quiero sustituir el miedo por el tenerte cerca, para poder discutir, pegarte, pellizcarte, retorcerte las manos y los dedos y gritarte cuando me des golpecitos como a una mula. En resumidas cuentas, quiero pasar otra tarde, mañana, noche, día contigo. R.

No hay comentarios: