lunes, 19 de julio de 2010

Maldita playa.

- Prométeme que aunque nos enfademos continuamente, aunque deje de querer verte durante unos minutos, aunque no me quieras hablar durante unas horas, a pesar de todo lo malo que nos pueda pasar, ellos son sólo amigos, igual que ellas y tú y yo siempre estaremos, que seremos un nosotros y que no te moverás de mi lado hasta que te lo pida por despecho, cansancio o aburrimiento.
- Sólo si tú me haces la misma promesa.

No hay comentarios: