sábado, 19 de junio de 2010

Toda conversación necesaria tiene un momento.

Y este era el nuestro. Con él aprendí que mejor las cosas claras desde el principio, contigo así serán. Corremos el riesgo de desaparecer. Pero es preferible al período de sufrir sin saber porqué. Este momento, el nuestro, suena a despedida. De todas formas, me ha gustado compartir esta época contigo. Me gusta que las personas sean sinceras conmigo y se entreguen por completo. Es bonito poder volver a sentir eso una vez más.

No hay comentarios: