lunes, 21 de junio de 2010

Stay here.

R, no quiero que te vayas. Quiero que te quedes conmigo el resto del verano y que decidamos qué hacer al final, pero no ahora que estamos empezando. Dime si hay alguna condición a la que nos pedamos adecuar para poder continuar, pero no te vayas con ella. Me gustas y no niego que pueda llegar a sentir algo más fuerte, por eso quiero que pasarme todo el tiempo que tengo contigo. Habla con ella, porque también se lo merece, pero regresa. Disfruta con tus amigos, con un ojo en una ciudad al norte. Yo estaré entre lapas y grados, con un ojo y medio en una aldea un poco más al sur. Quiero que nos queden noches de alcohol, momentos de besos, mañanas de sexo, tardes de abrazos y días enteros de palabras. No quiero que todo eso se quede en una semana y nada más. Por favor, quédate.

No hay comentarios: