jueves, 27 de mayo de 2010

Ella y sus palabras.

- Escucharte hace que se me ponga la piel de gallina. Es impresionante la manera que tienes de contarlo, porque parece que haya sido testigo. Y no menos envidiable es la manera en la que él te toca. Mi experiencia no me alcanza para poder entender como él sólo con acariciarte puede hacerte sentir más que si alguien te la mete hasta el fondo en la mejor noche de sexo. Gracias a eso, me queda pensar que no ha pasado mi turno y pueda encontrar a alguien que haga eso por mí.
- ¿Y a mí que me queda?
- Esperar a que pase el tiempo y os junte. Nunca habrá otro.

No hay comentarios: