sábado, 24 de abril de 2010

Viajero nocturno.

Tuve el calor de tus manos al ensoñar, siempre fueron seda en mi piel. Me dieron una nueva oportunidad, ¿por qué?

No hay comentarios: