sábado, 24 de abril de 2010

Darse de bruces con la realidad.

- ¡Vaya porquería de cuento! ¡Ese no puede ser el final!
- ¿Por qué no?
- ¡Porque en los cuentos siempre hay un final feliz!
- Pero en la vida real no existen los finales felices...

No hay comentarios: