sábado, 13 de marzo de 2010

Todo a cien.

¡Qué curioso, todo en esta vida puede estar a cien, menos tu querer! Bueno, en realidad ahora las cosas están a un euro, porque la vida ha subido y todo está más caro. Incluso las cosas que no se pueden comprar. Antes del euro, yo podría haber conseguido una historia contigo por una de esas monedas que tenían un hueco en medio. Ahora ni los famosos noventa millones me llegarían. Y eso que hablo de manera metafórica. Supongo que no te puedo comprar porque la evolución de la tecnología me lo impide o simplemente porque no estás en venta. Nunca había pensado que la culpa de todo, la tenía la subida del euro y de la vida.

No hay comentarios: