domingo, 7 de marzo de 2010

Te vas por lo que soy.

Nunca una sonrisa me había hecho tan feliz. Nunca una sintonía de llamada había quedado tan bien como banda sonora. Y sumamos un nuevo recuerdo a nuestra película.

No hay comentarios: