domingo, 14 de marzo de 2010

Que será de ti.

Lo cierto es que no me esperaba más de ti. Abres la boca sólo para balbucear y el alcohol me permite ver las ganas que tienes. La misma sonrisa y la misma mirada. Pero todo ha cambiado y todo sigue igual. Igual que antes de todo embrollo color verde, ahora salpicado de negros, marrones y rojos. Hace tiempo que he partido y he descubierto que tú nunca saliste del punto de partida. Por eso, cada vez que pase por ese punto te veo, te miro y suspiro. Aprende de él.

No hay comentarios: