sábado, 13 de marzo de 2010

No cuela.

No puedes pedirme que me vaya con otro si me miras así y acto seguido sonríes a tu manera. Si antes no podía hacerlo, así menos. Luego me paso días enteros sólo con esa imagen mental. Que admito que es algo que me encanta, es mi propia medicina, es el algo que me hace sonreir el resto del día. Tú.

No hay comentarios: