sábado, 27 de marzo de 2010

Necesitar.

No es necesario que saques tu tarjeta y me hagas regalos, ni siquiera es necesario que me invites a tomar una copa. Lo único que necesito es que aparezcas al abrir la puerta, sin llamar entres y sin avisar te quedes a dormir, una noche más.

No hay comentarios: