sábado, 13 de marzo de 2010

Aunque sea así.

Puede que pueda sentir que me he equivocado, como tantas otras veces. Pero nunca nos hemos dado la oportunidad de entender al otro, porque siempre nos han faltado palabras, para ser felices y para dejar de serlo, nunca hemos encontrado las palabras adecuadas para dejarnos. Con nosotros sólo han sido efectivos los hechos. Al final el borrarnos resulta lo más efectivo. Y el quererlo, lo mortal.

No hay comentarios: