jueves, 4 de febrero de 2010

Un altre giorno

Un día más de esta rutina temporal. Le queda poco más de una semana, por suerte para todos nosotros, futuros profesionales de la comunicación. Muchos, el once, seremos libres y podremos seguir disfrutando de la vida universitaria [risas en clase, trabajos espontáneos, salir, alcohol, fiestas y guayaba]. Pero no nos metamos más ganas de las que tenemos, que el tiempo bastante deprisa corre. Lo único que me molesta más que tener la mente concentrada veinte horas al día en mis variopintos apuntes, es que cada rato libre que tengo mi mente vaga. Y vagueando siempre se tropieza contigo. Descubre que todavía te echa de menos, que incluso algo tan neutral como son los exámenes, le recuerdan a ti. [Reconozco que eso también me pasa a mí]. Sigo acordándome de ti, pero lo mantendré en secreto: la idea de ti, mi mente y yo, mantendremos el secreto.
Semplicemente, perché nessuno deve sapere.

1 comentario:

Lucía dijo...

y algunos de esos futuros comunicadores acabamos el dia 17, eso si que es la muerte!