viernes, 19 de febrero de 2010

Tú.

Te daría las buenas noches, hoy, mañana, el resto de mis días. Pero no lo hago por una simple razón de base: TÚ me tienes que dar esa oportunidad.

No hay comentarios: