domingo, 24 de enero de 2010

Viejo amigo

- Nunca lo reconocerá, porque no es así.
- No te apresures.
- Ya ha pasado demasiado tiempo, no tengo prisa.
- Nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes. Y él nunca te ha perdido.

No hay comentarios: