domingo, 24 de enero de 2010

Tiempo muerto

Pocas veces te he pedido algo. Esta, es otro de esas pocas. Pido un tiempo muerto en medio de toda nuestra relación más sentimental, que no de pareja, si no de esta relación en la que ya hemos introducido nuestros sentimientos. Un tiempo muerto en el que nos limitemos a disfrutar el uno del otro, del placer que nos podemos dar entre nosotros. Dejar de jugar con nuestros sentimientos, y simplemente besarnos por el mero gusto de hacerlo. Porque mi cuerpo pide el calor del tuyo cada día, y porque espero que el tuyo haga lo mismo por el mío, aunque sólo sea de vez en cuando. Por el simple hecho de disfrutar el momento. Sin respuestas. Sin preguntas. Sin declaraciones. Prohibido sentir si impide el placer. Ansío con todas mis fuerzas ese tiempo muerto, ¿me lo concedes?

No hay comentarios: