domingo, 31 de enero de 2010

¡Párate!

Noche de sábado. Esta vez, especial. La gente viste raro y juegan a no conocerse y bajo esas fachadas poder pasarlo bien sin consecuencias. Esta noche, sí. Se verán, saben como van, aunque el resto de la gente lo desconozca. Ellos se conoces, siempre fue así. Esa mirada, es imposible de ocultar. "Sonreir y girarse, sonreir y girarse". Ahora que sabía el lema no se podía fallar.
- ¡Eh!
Se había fallado. Consiguió su atención durante unos segundos.
- ¡Espera! Sólo será un minuto, no quiero quedarme contigo, ni llamada de final, ni nada de eso.
-¿Entonces?
- Quiero que te detengas durante cinco minutos delante mía para escuchar lo que te quiero decir.
- Adelante, el tiempo corre.
- Te quiero. Y lo sabes. Sabes que te quiero desde hace mucho tiempo, y sabes que eso no ha cambiado por muchas cosas que hayan pasado entre nosotros. También sabes que eso no va a cambiar. Dejar de querer no es una cosa que se haga con demasaida frecuencia, cuando lo sientes de verdad. Pero yo sé que tú nunca me querrás de la misma manera. Ni siquiera me querrás de una forma que haga que estemos juntos. Hasta ahora siempre le he encontrado sentido al hecho de estar juntos unas horas cada noche, eres el único que hace que sienta eso, y me encanta. Pero lo he ido perdiendo poco a poco. Supongo que una se acaba cansando de dar y no recibir nada, ¿no? No es lo mismo terminar la noche contigo, aunque sean quince minutos, que pasarme la última hora de la noche con otro. No lo es, ni lo será nunca. Pero tengo que hacer que el tiempo consiga que termine siendo así, que otro consiga que terminar la noche con él sea mejor que hacerlo contigo. Me dijiste que no querías hacerme daño, por eso intentabas evitarme, porque tenías la excusa de que yo te encontraba. Pero ahora creo que lo mejor es que nos dejemos de excusas. Yo sí le encontraba sentido a lo que hacíamos, pero creo que tú no. O por lo menos, no es el mismo sentido que el mío. Aunque reconozco que tampoco sé exactamente porqué lo estoy haciendo en este momento, creo que lo mejor es saludarnos sin más complicaciones. Colegas que compartieron equis en el pasado y que ahora pueden saludarse sin compromiso. ¿Que opinas?
- ¿Qué opino? Que creo que te has excedido con el tiempo.
- No lo creo, soy muy breve y me sé limitar al tiempo que tengo. ¿Ningún comentario más?
- Sí, te quiero.

No hay comentarios: