domingo, 31 de enero de 2010

¿En qué erramos?

- En nada. Todo lo hicimos perfectamente bien.
- ¿Entonces?
- Todo estaba escrito desde aquella noche de disfraces. Aún así, nos hemos pasado tres años llevándole la contraria y hemos reunido muy buenos momentos y sentimientos. Cosas que nunca pensé que alguien me haría sentir.
- No sigas.
- Te quise. Te quiero. Pero los dos sabemos que no puede ser, que todo saldría mal.
- No. No soy capaz de pensar eso. Te quiero demasiado como para dejar que algo entre nosotros saliera mal. Eres tú el que sabe que fallaría.
- Puede, puede que fuese yo, o puede que fueses tú. Nunca lo sabremos.

No hay comentarios: