martes, 29 de diciembre de 2009

feliz navidad y punto

Cuando eres pequeña la gente te cuenta que las Navidades son blancas. Mentira. Mis Navidades de blancas no tienen nada. Ni siquiera el borde de los gorros de papá noel que me rodean es blanco blanco. Creo que le llaman blanco roto, o algo parecido. En mi pueblo no nieva, llueve y hace viento, muchísimo viento. Hace tanto viento que parece que me va a llevar muy lejos del sitio en el que tengo que estar. Aunque si me paro a pensarlo en frío, ¿es el viento el que me mueve de mi lugar o simplemente las ganas que tengo de llegar a ti? Quizás estás Navidades acaben siendo un poco blancas si lo único que veo dentro de tres despertares son los cuellos de tu camisa. ¡Felices y blancas navidades!

No hay comentarios: