sábado, 5 de septiembre de 2009

5.

Y se dilatan tus pupilas si te dicen que lo han visto pasear, y se humedecen tus ojitos cuando sueltan que iba con alguien más. Valórame o fuera, ya basta de él, y es que en el fondo deseas volver con él. Y digo, ¡no!, por mí no caerá ni una falsa lágrima por la piscina que aún llenas por él. Y a decir verdad, creo que me estoy enamorando, ya lo he dicho, sí, ¡de él!, de tanto sufrir por él, podría darme placer una vez

No hay comentarios: