lunes, 28 de septiembre de 2009

28.

Ya veintiocho de septiembre... ha pasado más de un mes desde aquel principio del final. Un final que parece no tener fin dentro de mí y un final que dentro de ti acabó antes de empezar. Una última vez, un último encuentro, una última cita, una despedida. Me prometí a mí misma que si tu respuesta a mi pregunta fuese una negativa, a partir de ese día me voy a obligar a olvidarte y borraré cada cosa que me recuerde a ti, borraré los miles de mails que tengo tuyos, borraré tu número [a pesar de que me lo sepa de memoria], borraré tus sms, borraré tu correo, eliminaré tu messenger, esconderé el osito guiñón en mi caja de recuerdos de este año, me olvidaré de tu sombrero en lo más oscuro de mi armario. A pesar de que todos los recuerdos vayan a permanecer en mi cabeza para siempre, ocuparé mi tiempo y los tendré almacenados en mi caja fuerte; pero sé que tendré que forzarme a olvidarte y aceptar tu no congeniar de una vez por todas. Si el 2 no vienes, todo se acabará... para siempre. Pero vente, por favor, y todo terminará de una manera diferente; quiero un último momento contigo y seguir queriendo nuestra relación de amistad especial entre comillas y poder seguir teniéndote en mi vida... aunque sea de otra manera. Tengo que darle unas cuantas vueltas más a la cabezota y ver las cosas desde todos los puntos posibles.
tú, vente...

No hay comentarios: