sábado, 12 de septiembre de 2009

12.

¿Existe un prototipo a seguir o unas normas universales que haya que cumplir cuando se trata de olvidar a una persona que no quieres olvidar? ¿Tenemos que actuar todos de la misma manera cuando se termina una relación? Quizás existan unos mandamientos que yo desconozca y que nos marquen las pautas a seguir, y si existen y yo las desconozco eso ya es mala suerte. De ser reales esos mandamientos serían algo cómo:
1. El tiempo que tardas en olvidar a una persona es la mitad del tiempo que ha durado vuestra relación.
2. Todo es cuestión de no ver, no hablar, no saber nada de la otra persona. Así se olvida primero.
3. Desvincúlate por completo de cualquier cosa que te recuerde a esa persona.
4. Aceptar cuanto antes que ha terminado y que nada de lo que hagas hará que esa persona vuelva.
5. No demuestres delante de esa persona que todavía sigues sintiendo lo mismo.
6. Si coincides con esa persona en la calle o en un bar, no vayas a hablarle, no hay nada que decir.
7. No hables de esa persona a todas horas con tus amigos, familiares o quienes sean tus confidentes.
8. No pienses en esa persona las veinticuatro horas del día.
9. No pienses en lo que pudo ser, en qué falló o que tú tuviste toda la culpa.
10. Empieza a quererte a ti sobre todas las cosas.
Pero estos mandamientos no existen, son ficticios. Y aunque existieran, ¿alguien que haya querido a una persona los iba a cumplir? Si la respuesta es sí, es que ese alguien no ha querido realmente. No hay una fórmula matemática que te diga el tiempo exacto que tardarás en olvidarte de él, no se trata de no ver a esa persona o no hablar con ella, tampoco de rechazar todo lo que te recuerde a él. Pero sí debemos aceptar cuanto antes que no volverá, eso es lo único que puede acelerar el proceso, aunque tampoco es una fórmula fiable. Conclusión de todos estos mandamientos: no existe ninguno, ni ninguna ley o regla que te haga más fácil olvidarte de una persona, ese sentimiento depende de cada uno. En mi caso, me gustaría que alguien me dijera qué hacer y cómo hacerlo, pero que ese alguien no seas tú

No hay comentarios: