viernes, 11 de septiembre de 2009

11.

Recuerdo que un día me dijiste que enamorarse es lo más bonito del mundo. Y te di la razón. Pero tú rápidamente me la quitaste con la excusa de que era imposible que yo sintiera eso por ti. A día de hoy estoy todavía más segura de mis sentimientos, te lo podría asegurar si me dejaras hablar contigo. Sé que llegará un día en el que te pueda dar las gracias por todos los momentos que recordaré y que viajarán siempre conmigo, vaya a donde vaya. Llegará un día en el que pueda mirarte a la cara y darte las gracias sin sentir nada más que cariño y sonreir al recordar juntos todas esas cosas que hemos compartido. Pero en mi calendario ese día todavía no existe, no tiene fecha exacta, no es un día marcado de rojo como todos los importantes de mi vida. Sé que llegará ese día, pero ese día no es hoy y hoy te doy las gracias por todos los momentos que me has dejado compartir contigo. Pero lo hago desde la más absoluta clandestinidad, no lo hago a la cara. Eso es imposible. Mirarte ahora y poder decirte algo... no utilizaría ese momento para darte las gracias y sonreir, utilizaría ese momento para decirte que te quiero y que voy a seguir luchando por ti, aunque tú no me dejes. Te quiero, sonreiré por fuera, lloraré por dentro y me iré sin decir nada más.

No hay comentarios: