sábado, 29 de agosto de 2009

29.

algo va a cambiar, para bien o para mal. cris, te suena? sí de esa canción, ese grupo que tantas lágrimas nos ha hecho derramar desde la primera canción que escuchamos. esa banda sonora que a tantos momentos de nuestras vidas le hemos puesto de fondo. y ahora cantan esa frase que cualquiera puede escuchar en un momento de su vida sin esperárselo. nadie sabe cómo reaccionar, estado de espera. podemos imaginar el bien y sonreir tontamente. pero seguro que imaginamos el mal e intentamos hacernos a la idea del punto y final. pero hasta que lo descubres no sabes realmente lo triste que te puedes sentir. suerte a todos aquellos que la han escuchado y están en estado de espera. os aconsejo esperar el mal, aunque lleguéis al bien, si no es así, dicen que duele un poco menos..

viernes, 28 de agosto de 2009

28.

se suponía que era el día más esperado de la semana, en el que piensas y te viene una sonrisa a la cara. en cambio ya no. esa sonrisa se ha borrado, aquella sonrisa ya no volverá a aparecer en mi cara cuando otro viernes más me despierte abrazada a la nada. intentaré ocupar mi tiempo con otras cosas que hagan que otras sonrisas aparezcan y sustituyan a la que tú me arracancabas, aunque sepa que nunca será aquella, llegará un punto en el que me basten las nuevas.. no queda otra..

jueves, 27 de agosto de 2009

27.

tres días más tarde...
había pasado dos días fuera de casa, había pasado dos días intentando no pensar en la situación en la que desde hace tres días se encuentra. pero ahora, en el día de su vuelta, ha descubierto que había pasado dos días pensando en la situación que tenía antes de aquellas cinco de la tarde, había pasado dos días recordándolo entre humo y alcohol. pero ahora, tras reencontrarse con su habitación había descubierto que lo único que le quedaba de aquella situación era un oso, un sombrero y tres fotos ocultas [ absurdo es mencionar todos los momentos que retendrá en su memoria hasta que esta le falle con la edad, e incluso ahí será lo único que verá ]

martes, 25 de agosto de 2009

veintisiete horas después...

veintisiete horas después estoy delante de la misma pantalla de siempre, dándole vueltas a todas esas cosas que veía y se me ocurría que algún día podría hacerlas contigo y que se han quedado en eso.. en un quizás.. supongo que todavía me quedan muchas cosas por ver que querría hacer contigo y demasiados recuerdos que vienen una y otra vez y que jamás se irán..
un bonito recuerdo, tú lo dijiste, ahí ya lo sabías

25.

¿las cosas son así, se trata de seguir?
¿es algo tan simple como eso? claro que no, por supuesto que no. puede que esa frase la acabes repitiendo en tu cabeza algún día pero no hoy, ni mañana, ni al siguiente, ni el próximo mes... cada vez que pasaba algo malo, te aferrabas a él, a la idea de verlo en el fin de semana, esos dos días y medio que se supone la gente tiene libres. no puedo evitar el pensar a quien pedirle un poco más, una tarde más, simplemente un momento más, besarlo una vez más, abrazarlo una vez más, vovler a sentir en ese instante que hay alguien que te protege del resto del mundo, alguien que rodeándote está evitando que el tiempo pase y no te haga daño. ¿dejar caer la última lágrima de amor? todavía está cayendo la primera..

lunes, 24 de agosto de 2009

off

lo piensas. te lo imaginas mil veces. lo temes cada día y cada noche que te alejas de ella. lo intentas evitar cada vez que tienes la oportunidad de estar a su lado. es ese conjunto de imágenes que se te forman todos los días de tu vida e intentas disiparlas y no te lo acabas de creer. pero cuando es inevitable, cuando de repente ves esas palabras o las escuchas se te graban en la mirada, en el tímpano, en la mente. las ves cada minutos. resuenan cada hora con más fuerza. no te lo quieres acabar de creer y dedicarás cada día a recordar cada momento a su lado, para ocultar el resto de momentos posibles que ya nunca se reproducirán en el camino de tu vida. desde el primer día temía esas palabras y ahora de nuevo las tengo delante mía. yo sí que lo siento
da igual, te seguiré queriendo

24.

te propongo un planing para el resto de tu vida:
- a mí todavía me queda algo más de un mes de vacaciones de verano, algo más de un mes de tiempo libre, si todavía te queda a ti algo de eso quiero compartirlo contigo.
- después me empieza mi segundo año en la universidad: cenas todos los viernes en tu ciudad y los domingos podemos intercalar tu destino con el mío; llevando incluídas noches por sorpresa en tu cama y tu invitación para todo el año a venirte cuando quieras. como cualquier estudiante tendré miles de días libres y vacaciones, a disposición de hacer con ellos lo que quiera y una buena idea sería pasarlos ahí. este planing para este curso, lo podría repetir otros dos más.
- luego de nuevo en el verano, este año de destino Benicassim y hay miles de fines de semana: uno de acampada en las islas ons, otro en portonovo, otro en bilbao, vamos, donde queramos. y por la semana imagino qe tendré prácticas y tú trabajo, pero existen tardes y existen coches, los de los peajes se podrán hacer ricos gracias a nosotros. y los otros dos veranos en medio de los cursos a mí no me importa que sean iguales.
- una vez que termine la carrera podemos irnos a vivir juntos y ahí ya hacer nuestros planes juntos
qué dices?

sábado, 22 de agosto de 2009

recordando para [no] olvidar

lunes. llegada. dudas solucionadas. tocaba espera. martes. casi segura. llamada nocturna para confirmar lo supuesto. miércoles. maleta mañanera. tarde de partida. tarde de playa en portonovo. paseo en coche por la costa del sur. regalo sorpresa que me dejó sin palabras. ducha. paseo nocturno bajo las estrellas y las luces de las atracciones y las tómbolas que decoraban la ciudad. tómbola con premio seguro. dos minipeluches simpáticos y un llavero sensual. uno para mí y otro para ti que hará que recuerde esos tres días previos a un fantástico fin de semana todo el resto de mi vida. noche increíble con miradas de recelo a la que se avecina. mañana del jueves increíble con madrugón de regalo. paseo mañanero por la ciudad del sur en línea recta con lectura de mi revista favorita en un parque incluída. comida sana. siesta en aquel salón que me recordó a mi primera visita a aquel lugar semiprohibido. después de un ligero intercambio de palabras y un nuevo cambio de ropa tocó un nuevo paseo por aquella ciudad casi personal interrumpido por un festival disney. y una vez más cena de tapas en la mesa de siempre. de nuevo una noche increíble que se sumaba a su lista, esta vez las miradas de reojo fueron hacía unas mentes criminales ya vistas. viernes. la espera de una nueva mañana increíble se vio un poco truncada. el cansancio hizo mella en nuestros cuerpos que habían decidido por nosotros dormir una hora de más. un beso a dos bocas y al trabajo. desayuno con pablo y paseo entre las tiendas de ropa de moda. de nuevo comida sana y después tocaba la peor decisión de los tres días. una vez decidida la tarde de playa en puebla, de repente durante el trayecto dio un vuelco y lo planeado se canceló. viernes por la tarde. tocaba despertar de esos tres días, poner los pies en la tierra y esperar. la impaciencia me caracteriza y por suerte o por desgracia la espera duró unas horas. viernes noche, todo se había acabado.
ahora dime si en aquel momento ya decidiste terminarlo todo o qué quieres hacer

viernes, 21 de agosto de 2009

estás, lo sé

Parece ser que el único contacto que puede tener una persona con un cobarde es a través de unas líneas escritas en un blog de internet que nadie se para a leer. ¿Qué pasa, que los nudillos de los dedos los tienes rotos o es que se te han quedado paralizados todos los músculos de las manos? Un poquito de tacto y una señal de negativa nunca está de más. Quisiera decirte tantas cosas, cómo me siento, cómo me has hecho sentirme, pedirte algún tipo de explicación sobre detalles que no entenderé jamás. Quizás esa persona a la que pocas veces le he hecho caso y que creo que casi siempre que he hablado con ella ha sido para utilizarla de alguna manera, siempre ha tenido razón y ahora más que nunca. Quizás es que ha llegado el momento de intentar empezar a dejar de pensar en ti. Llenaré mi tiempo con otras ocupaciones absurdas que impedirán que te me pases por mi cabeza las veinticuatro horas del día. Por cierto, ¿conoces a alguien que me pueda ayudar a hacerlo (que no seas tú)?

todo sigue igual

una vez más le daba a inicio y una vez más no aparecía nada nuevo. una vez más minimizaba todo para ver los contactos conectados y una vez más tú nombre no aparecía entre los de aquella lista. una vez más se encontraba delante de la pantalla cada día menos blanca, una vez más haciendo tiempo pensando en tu posible "descanso" y en nuestra posible conversación de besugos. y una vez más sin saber porqué se encontraba en la misma situación, esa situación que cada día pasaba intentado evitar, pero en la que cada día se seguía viendo inmersa. sabía que esa situación continuaría. pero también sabía que se aproximaban los dos peores días de ella. eso dos días en los que no sabría que hacer, esos dos días que tenía pensado dedicar para el descanso de toda la rutina y para la preparación de lo que se avecinaba, pero esos dos días que se acabarían convirtiendo en una espera de algo que también sabía, nunca más llegaría

21.

Creía que con aquel no tendría que disimular. Ya había pasado aquella época en la que todo tenía que aparentar ser perfecto, que tú eras perfecta, que él era perfecto y que lo vuestro era la cumbre de la perfección. Esa época de instituto en la que parece que todas las parejas de adolescentes se empeñan en ganarse un hipotético título de Pareja Del Año, o algo por estilo. En realidad, creía que ella nunca había atravesado esa época, o por lo menos lo había evitado de una manera bastante sutil. El único chico que le había acompañado seriamente durante esa época era cinco años mayor que ella pero cinco centímetros más pequeño, de pareja del año tenían más bien poco. Pero lo que importaba es que él la hacía sentirse muy a gusto cuando sus brazos la rodeaban. Pero supongo que todo pegó un cambio de repente y ella descubrió que no quería continuar en esa situación durante esa época que estaba atravesando. Eligió pasarse aquella primavera y aquel verano con su mejor amiga sin importarle nada más que divertirse cada fin de semana más. No lo había dudado nunca, estaba mucho mejor sin él. Aunque pronto conoció al que le iba a habitar durante el resto de sus días hasta el día de hoy en sus pensamientos y que de vez en cuando también la rodeaba con sus brazos, conscientemente intento evistar de nuevo entrar en aquella situación, pero inconscientemente ya había entrado aquel cinco de mayo de hace ya dos años. Desde aquel momento había decido que la época de disimular que ella nunca había atravesado, en su vida nunca llegaría; pero ahora ya no está tan segura de ello. Quizá ahora con diecinueve años y que más que nunca le da igual lo que diga la gente, va a tener que empezar a disimular, convertirse en algo que no es, intentar descubrir que es lo que quieres, que es lo que me falta, para encontrarlo, ponérmelo y disimular una parte de mí.. pero a tu lado

jueves, 20 de agosto de 2009

20.

un día más y como viene siendo habitual este verano, llegaba una tarde. una de esas típicas tardes en esta parte del mundo que según dicen se utilizaba para descansar al principio de los tiempos. una tarde nublada, en la que parecía que el sol le estaba pidiendo un hueco a esas nubes que llevaban dos días empeñadas en no dejarle paso. una de esas típicas tardes que invitan a ver una peli en el sillón de un piso semiamueblado con tus mejores amigos, llenándote de comida basura que ayudará a formar futuras curvas. aunque no sepa de que irá esta vez el film sí sé cómo acabará, todos juntos en la terraza de nuestro bar de casi siempre recordando los mejores momentos de la peli y dedícandonos "halagos mutuos" entre nosotros. esperaremos hasta que comience a entrar la noche y las estrellas hagan su aparición. en mi caso el estómago también dirá cuando poner rumbo a casa. intercalaré todo esto con esos pensamientos que me llevan abrumando desde el viernes y a los que poco a poco le seguiré dando peor forma una vez me encuentre acostada en mi cama. una noche más y como viene siendo habitual este año, lo haré sola: yo y mi almohado, que dicho sea de paso, sustituye a tu ratón de ordenador
.
.
.
seguiría esperando el momento

miércoles, 19 de agosto de 2009

19.

de nuevo juntó un día más a su colección de días en blanco, días de silencio que se convierten en vacíos completos. no sabía cuanto más iba a durar aquella espera, pero sabía que poco a poco, día tras día la iba consumiendo cada vez un poco más. estaba ansiosa porque llegara el final de ese silencio, tenía unas ganas enormes de hablar con ella, de contarle cómo había sido su experiencia fuera de casa, tan cerca de ella y a la vez tan lejos, quería volver a aburrirla cada semana con las chorradas que había hecho el día anterior o tenía planeadas, quería volver a tocarle los huevos de nueve a diez y media y al volver del trabajo de nuevo delante de aquel cacho de plástico ver aquella pestaña en naranja una vez más, aunque fuese una última vez

martes, 18 de agosto de 2009

son sueños

hoy volví a soñar. y de nuevo tú no eras el protagonista. no, no soñé contigo. pero cuando me desperté, espavilé y me levanté, me acordé de ti. "sólo descansas cuando sueñas de verdad". después de dos largas semanas, creo que he descansado algo. pero a la vez creo que me gustaría estar repitiendo la segunda parte de la segunda semana, en la que descansaba soñando despierta

18.

se prometió a ella misma que nunca más volvería a buscarlo, que nunca más lo iba a esperar, que desde aquel momento había empezado una vida nueva, sin él y con todos. ella desconocía que ella misma hacía años que se había ido con él para no volver jamás

lunes, 17 de agosto de 2009

vetusta morla

[ella es Valiente] Sabes que no digo lo que digo y que hago lo que no hago, que soy valiente, qe no es sólo cuestión de suerte o de verte. No voy a ocultar lo peor o a contar lo mejor, pero sí me reservo el mejor chaqué para cuando te vea. (ya ves, lo que es no es). Dicen que a veces no soy yo, que busco un difraz mejor, yo creo que me remito a bailar hasta el apagón (disculpa mi osadía). Pero tienes que ver que nunca tengo mi papel. No olvido los sueños, vuelvo a lo que no acabó, porque ser valiente no es sólo cuestión de suerte. Aplaude y vámonos (que termine esta función)
[el piensa en La marea] Lo siento, pero no puedo dejar de pensar en ella, en la marea, que me dejó arenas de plata (para mi reloj del tiempo que ¿no? pasa), islas inundadas (para atrapar una historia de piratas), aromas de barco (con algas tejidas en forma de desengaño), conchas sin nombre (para que el niño haga un collar con un alfabeto que el hombre no alcanza a entender), cangrejos helados, aguas de hielo, un libro en blanco, versos borrados, tinta, un borrón y un papel mojado. La marea me dejó la piel cuarteada, la miel en los labios y, lo peor, las piernas enterradas

doce, trece y catorce

mientras muerdo helados pequeños después de comer, me vienen a la cabeza grandes recuerdos

lamarea.

aparece. escribe hola. quiero que sea el principio de una conversación. quiero hablar contigo. quiero decírtelo. quiero que te quedes a mi lado para siempre. quizás lo quiero todo

17.

sabía que lo echaría de menos y ahora estaba segura de que ya lo había echado de menos. pero lo que no tenía claro era por qué quería que apareciese de nuevo. se sentía cansada y harta, pero de repente se sintió confusa. lo peor es que quizás toda la espera y los remordimientos no hayan valido la pena porque habrá sido el alcohol el dueño de aquel mensaje y la cordura la que pronunció aquellas palabras, quitándole el habla y tirando por sus lágrimas. de nuevo en su interior le repitió aquellas dos palabras, esas dos palabras que no fue capaz de escupirle a la cara cuando de verdad lo sintió

viernes, 14 de agosto de 2009

casi quince, casi vetusta

siento algo tan fuerte por ti que sé que es imposible olvidarte, no quiero olvidarte, quiero que estés ahí siempre, siento que necesito sentirte un poco a mi lado, que un día quizás volvamos a estar juntos. sólo tú haces que me sienta de esa manera estando conmigo. siento que no quiero tener a nadie más a mi lado que no seas tú. que me da igual que tú no vayas a estar a mi lado cuando quizás más lo necesite, pero yo sí quiero estar a tu lado siempre que lo necesites. esta noche te echaré tanto de menos. y no quiero echarte nunca más de menos. quiero estar contigo para siempre. poder dormir contigo y sólo echarte en falta cuando no pueda compartir tus sábanas. pero no porque me dejes irme o porque te alejes. no quiero echarte de menos de esa manera. no quiero ser sólo un bonito recuerdo, me niego a aceptarlo. quiero ser algo más que un bonito recuerdo
.
te quiero, pero siento que me pides a gritos que te deje que te vayas lejos. te quiero!

martes, 4 de agosto de 2009

4.

"engañar, seducir, ponerme guapo para ti" así canta el grupo madrileño en una de sus canciones. ayer lo escribía en mi nombre y tú me preguntabas si una vez más era una indirecta para ti, y quizás la había escrito pensando en ti, pero no tenía nada que ver en cómo me sentía. hoy la he cambiado: sólo te pido eso, vente. que ya no es que se trate de una indirecta, es un mensaje para ti. pero quizás,
la frase de ayer habría quedado en el día de hoy a la perfección.
no quiero irme con este mal sabor de boca a un viaje en el que supuestamente lo voy a pasar bien, porque entonces sé que todo irá mal. quiero irme con todo arreglado, si es que hay algo que arreglar, o por lo menos, sin preocupaciones, ni tú, ni yo. ahora más que nunca quiero que vengas a mi lado
(...)

domingo, 2 de agosto de 2009

3.

dicen que hay etapas en la vida de una persona. y que en cada etapa nacen caminos nuevos. a veces un nuevo camino nace cualquier día. sin darte cuenta, aparece delante tuya una nueva senda a la que te tienes que enfrentar. algunas son agradables sorpresas y otras duras cuestas que tenemos que soportar. ojalá que estos nuevos caminos que aparecen sean del primer tipo, de esas sorpresas que hacen que tengas esa sonrisa profident durante días y días y días
(...)

creo que me vuelvo a sentir cautivada

Cuando eres pequeño cualquier cosa puede cautivarte, pompas de jabón o un riego que crea un arco iris sobre el césped. Creo que hacerse mayor significa que cada vez te cuesta más encontrar la forma de sentirte cautivado. La única vez que veo a los adultos con esa misma cara es... cuando se enamoran

busco el consuelo de tus abrazos

Recuerdo que mi madre me contó que solo había ido a misa una vez, con su madre, el domingo de resurrección. Cuando el cura dijo que el Reino de los cielos estaba en su interior, casi se muere de miedo. Significaba que todo dependía de ella. La gente quiere el consuelo de unos brazos fuertes, buscan las voces en su mente, las drogas, miran al cielo

una noche más

sin necesidad de volver a abrir la boca sabían que estaban sintiendo lo mismo, las mismas ganas de verse, de encontrarse de nuevo sus cuerpos desnudos en la misma cama entre aquellas sábanas blancas que los arroparon mientras hacían el amor

are we human?

¿Que nos hace humanos? ¿El poder pensar? ¿El poder sentir pena y dolor? Tal vez. ¿El poder reír? eso espero. Podemos sufrir y reír, conocemos un pasado y un presente y en cierto modo, un futuro. Tal vez lo que nos hace humanos es que sabemos lo suficiente para creer que sabemos a donde vamos.

u.u

por una vez se había equivocado, o eso le hizo saber. las cosas se adelantaron y al parecer se aclararon. sólo le pidió una cosa: no me vuelvas a dar esos sustos :(
(8) intentaré volver el tiempo atrás (8)

05:12:00

el capítulo de hoy se titula: se akabo. amigos. alcohol. risas. alcohol. bailoteos. alcohol. risas. alcohol. y de repente le vino a la cabeza. de nuevo él. lo que estaría haciendo y las ganas que tenía de hablar con él, porque no podía estar con él en aquel momento. llamada perdida. sensualmente ella se quitaba las sandalias de tacones de vértigo para descansar por fin. a new message. él. sentada en el sofá antes de quitarse de encima todas las marcas de aquella noche lee aquellas dos palabras que la descolocan por completo. no tienen sentido en ese momento y a esas horas. doce hora después ella sigue si saber qué hacer. sabe que acabará cayendo en la tentación, pero no sabe cómo. pasarán los minutos, quizás horas y seguramente ocurra. si no, dejará pasar el segundo día infernal para la conversación de la nueve de la mañana. en su interior sabe que no será capaz de esperar, pero también sabe que para obtener respuesta deberá dejar pasar otras doce horas como mínimo
(...)

2.

Todos estamos al borde del abismo, a todas horas, todos los días, un abismo por el que todos caeremos; la elección no es esa, la elección es si queremos caer pataleando y chillando, o si queremos abrir los ojos y el corazón a lo que sucede cuando empezamos a caer

sábado, 1 de agosto de 2009

empeza agosto

levanteime e mirei o calendario colgado detrás da porta, como o fixo durante nove meses naquela habitación de Compostela, que tantos recordos, tantos momentos, tantos segredos, tantas historias, tantas confesións e demais garda nas súas paredes. un de agosto. decateime de que xa pasara un mes máis. o primeiro dos tres meses das vacacións e verán xa pasara e comezaba agosto. ela dimo tódolos días: en agosto non vas pisar a casa. e eso é o que espero. que poida ter as vacacións de verán polas que esperei todo este mes de xullo. marcho mércores para unha vila francesa e estou de volta o próximo luns. vou botar tanto de menos todo isto: as primeiras palabras antes de almorzar, as conversas a través dos micrófonos da radio cos meus compañeiros de profesión, chegar ás présas para encender a pantalla do ordenador e descubrir que aínda andabas na oficina, falar ata que meu pai me avisase da comida, seguir a conversa ata ás cinco e media en punto que é cando quedo cos meus amigos, os toques mensaxes e demais parvadas moi ignorados ultimamente, os soños na miña cama. todo. pero cando chegue a fin de semana, o sábado sete só unha cousa me vai ocupar a cabeza. que eu realmente no quero estar onde vou estar. que o quero de verdade é estar noutra habitación, noutro país, non bailando no país veciño con persoas ás que fai dous anos que conozo. que o quero é estar contigo pasando o día e a noite. rexeitar aquela invitación foi algo que pensei que nunca pasaría, pero pasou por forza maior. sei que vou intentar agochar eses pensamentos superpoñendo outros mellores por riba. os pensamentos dos días posteriores á miña chegada a Galicia. terán que valer pola fin de semana que non me vou pasar na miña terra. así xa chegará a metade do segundo mes do verán. cando o sábado quince de agosto esteamos en Pontevedra vivindo en directo esas cancións que levamos meses escoitando, vetusta morla en vivo e en directo. si penso en que así de rápido se me van ir os primeiros quince días de agosto dame pena polo factor tempo, pero aparece unha sonrisa na miña cara o pensar o xeito no que van pasar. polo de agora, só é sábado un de agosto. quédame media tarde para preparar todo ó último detalle para a viaxe ó país veciño. e a continuación unha longa noite de esmorga cos mellores amigos neste pobo que hoxe parecerá abandoado, pero que nos encheremos cos nosos berros e as nosas cantigas galegas. estarei pensando en ti
(...)

1.

(8) Tengo la fe, tengo la intuición, tengo el viejo trono de un rey y ahora sólo soy bufón (8)
sólo el saber que cada vez quedan menos días para mis vacaciones de verdad me ayudarán a que pasen estos dos días, aunque tampoco te voy a mentir, me iré de fiesta y borrachera con los amigos, esas noches que desde hace algún tiempo no se repiten. prometo recordarlo todo. prometo no besar tus labios. prometo olvidarte esta noche. prometo recordarte mañana, o quizás sólo el lunes. prometo no dejar nunca de sentirte
(...)