miércoles, 29 de julio de 2009

a dos metros bajo tierra

No hay más que una vida, no hay Dios, ni reglas, ni juicios más que los que tú aceptes o crees para ti misma, y cuando se acaba, se acaba, duermes por toda la eternidad. Se feliz mientras estés aquí

No hay comentarios: