viernes, 24 de julio de 2009

24.

la misma tonta de siempre. la que vuelve a caer una vez tras otra cuando empieza a pensar que todo puede estar bajo control. la verdad, ya no tengo esperanzas en nada futuro, me limitaré a seguir cayendo en el presente que puede que duela algo menos. pero duele. quizás sea la hora de empezar a cambiar de aires, a cambiar de tú, a cambiar de mí. el problema es que sea demasiado tarde, ya todo me trae recuerdos y el cariño es demasiado grande como para hacer de buenas a primeras ¡plof!

No hay comentarios: