jueves, 30 de abril de 2009

uno (demadrugà)

cuando ya parece que lo tengo todo decidio, se inundan mis pupilas. por suerte para mí todavía hai un hombro en el que puedo desahogarme. las circunstancias ajenas no ayudaron y de nuevo recaigo en la rutina del pasado. vuelvo a caer en mis pensamientos. vuelvo a dejar guiarme por mis impulsos. pero ahora mucho más insegura de lo que lo hacía antes. tan insegura que ni yo sé lo que quiero. bueno, me corrijo. sí se lo que quiero, pero sé también que eso que quiero no puedo tenerlo. así que tengo que decidir dentro de este marco llamado vulgarmente cruda realidad qué quiero... y hace unas horas parecía que todo había terminado... pero para variar vuelves a aparecer para dejarme un vez más sin saber que decir ni que hacer
.
de nuevo debo mantenerme a la espera de si hay contestación o imaginarme que puede pasar si te veo este sabado...

. elegiré con precaución mi próximo paso .

No hay comentarios: