viernes, 24 de abril de 2009

24409

dicen que hoy es el veinticuatro de abril... la verdad es que da igual el día que sea, el mes en el que vivo, no sé... el tiempo pasa sin más. el tiempo pasa, y pasa rápido. eso es algo que todos sabemos, pero de esa frase nadie conoce el significado hasta que decide pararse a observar cómo pasa el tiempo. el tiempo se lo lleva todo, y cuando se dice todo es todo. se lleva las penas, pero también se lleva las alegrías y eso nos duele más que la causa de las penas.
pero los seres humanos somo egoístas. queremos que cuando nos ha pasado una cosa mala que queremos olvidar y no volver a recordar nunca jamás, el tiempo pase lo más rápido posible. pero queremos que pase muy lento cuando lo estamos disfrutando, es más no queremos que se acabe, queremos que ese momento se haga eterno. pero el tiempo camina siempre a la misma velocidad y se lleva las penas y alegrías de igual manera, aunque nosotros pensemos que nos toma el pelo.
no, el tiempo pasa sin más y arrastra consigo todos los momentos, le da igual que sean buenos o malos, él se los lleva sin preguntar. el tiempo pasa sin más. pero pasa, y cuando nos damos cuenta, muchas veces, es demasiado tarde, no olvidemos que no podemos volver el tiempo atrás...
somos nosotros los encargados de darle valor, darles el significado que queramos. incluso si nos esforzamos somos capaces de darles la duración que deseemos.
la pregunta es, qué queremos?
qué quiero?
aquellos momentos quise hacerlos eternos. aquellas semanas quise que se convirtiesen en un mal día. ahora no es cuestión de valorar una semana, o un mes.. es cuestión de valorar todo nuestro tiempo. ponerlo en una balanza y observar qué pesa más. incluso ponerlo en un lado de la balanza y en el otro el tiempo futuro que yo veo y ver para qué lado se inclina. lo único que sé es que ahora quiero decidir YO, ahora tengo que ser yo la que valo re nuestro tiempo y jugar con mi tiempo futuro...

No hay comentarios: