jueves, 31 de diciembre de 2009

31.

Cada último día del año la gente se empeña en hacer una larga lista de cosas estúpidas y que sabe que acabará sin hacer en el nuevo año. Aunque yo no lo veo de esa manera. Para las personas menos organizadas que existen en este mundo, es una buena fórmula de administrarse el año. Para las personas que, la contrario, sí son demasiado organizadas, es un método de tener trescientos sesenta y cinco días ordenador. Y para mí, se resume en una frase que tengo que tener presente cada año que pasa por mí. Mi lista es muy corta, tanto que creo que no se considera lista. Simplemente tengo un único propósito para, en este caso, el 2010: ser feliz. Supongo que está dentro de cada lista de todos esos millones de seres humanos que poblamos el planeta, pero en la mía es el único. Y sea desordenada o más ordenada, lo que tengo que hacer es simplemente cada día del siguiente año introducir un aliciente para conseguir mi meta. Asegurarme de que no pasará un día en el que no haya algo que me haga sonreir. Si el 31 de diciembre del 2010 puedo mirar atrás y ver que lo he hecho, consideraré que he cumplido mi propósito.
¡FELIZ AÑO BLOGGEROS!

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Por el simple gusto de hacerlo.

Vivir por el simple gusto de hacerlo. Sin porqués que dar. Sin respuestas que devolver. Sin excusas que inventar. Sin razones que describir. Simplemente, por el gusto de hacerlo. Por el gusto de levantarse cada día esperando que el sol brille o que la lluvia golpee una mañana más el cristal de ti ventana. Por el gusto de caminar por cualquier rincón del mundo. Por el simple gusto de sentir cómo baja ese refresco que siempre se toma con los amigos. Vivir por el simple gusto de estar un instante con un amigo o de comer con un familiar. No sé. Me gusta vivir por el simple gusto de hacerlo.

30.

Vestido negro. Apretado. Marcando las curvas que el esqueleto femenino y la suerte le habían dejado lucir. Cabeza alta. Bolso azul en mano. Tacones. Brillo de labios, del que brilla, de los que se ven a metros con una luz especial. Tenía en sus manos todos los elementos principales. La música corre a cargo de cada local. El alcohol va en proporción a la cantidad de chicos guapos que se apoyen en la barra o la vigilen por detrás. Lo único malo es que la suerte y las coincidencias están fuera de su alcance. Juega bien tus cartas, man in black. Con ojo y con cuidado. Despacio, fuerte, lento, afloja. Vamos, como tú sabes hacerlo.

martes, 29 de diciembre de 2009

mi nuevo gran amor

I'm not saying it was your fault,
although you could have done more.
Oh, you're so naive yet so!

feliz navidad y punto

Cuando eres pequeña la gente te cuenta que las Navidades son blancas. Mentira. Mis Navidades de blancas no tienen nada. Ni siquiera el borde de los gorros de papá noel que me rodean es blanco blanco. Creo que le llaman blanco roto, o algo parecido. En mi pueblo no nieva, llueve y hace viento, muchísimo viento. Hace tanto viento que parece que me va a llevar muy lejos del sitio en el que tengo que estar. Aunque si me paro a pensarlo en frío, ¿es el viento el que me mueve de mi lugar o simplemente las ganas que tengo de llegar a ti? Quizás estás Navidades acaben siendo un poco blancas si lo único que veo dentro de tres despertares son los cuellos de tu camisa. ¡Felices y blancas navidades!

never again

Vestida de negro, entre algodones blancos, se despertará una mañana. Será como si hubiese tenido una pesadilla como hace dos noches. La misma que no quiere volver a repetir, nunca jamás. Pero que al bicho gigante no se le olvide, sólo ha sido un resbalón. Aunque confiesa que no tiene ni idea de cómo seguir, de qué pasará y menos qué quiere sentir. Pregunta eterna, respuesta infinita: ¿por qué no podemos elegir qué sentir? Demos gracias por vivir en este mundo tan complicado y repleto de cosas difíciles. Gracias por impedirme hacerlo más fácil.

29.

Y la pequeña hormiga, sin darse cuenta, se volvió a rendir y cayó encima de su elefante. Pero del rojo, no encima de cualquiera. El rojo de cuellos azules oscuros, era el suyo. Se volvió a confundir. Volvió a caer. Pero que nadie del reino animal se preocupe, le quedan pocas horas para levantarse mejor que nunca. Será la hormiga reina, por una noche.

domingo, 27 de diciembre de 2009

27.

Esta noche no hay tiempo para penas, ni tristezas, ni lloros, ni nada que me haga poner los pies en la tierra y deprimirme. Esta noche no debo pensar que no te tengo, porque no es así. Desconozco el tiempo exacto, pero sé a ciencia cierta que te he tenido, entre mis piernas de contorsionita, de eso sí que estoy segura. Puede que ni siquiera te vuelva a tener, pero esta noche no hay cabida para esos pensamientos. Esta noche me remito a sonreír recordando cada instante de la noche de ayer, cada palabra, cada confesión, cada pirueta. Esta noche lo único que está permitido pensar es en cada segundo contigo que me hará reír toda esta noche.

sábado, 19 de diciembre de 2009

19.

¿Y qué pasará cuando te tenga delante, una vez más? Ahora todo ha cambiado, yo he cambiado, tú habrás cambiado, nuestros sentimientos han cambiado. Ya nada es como antes. Desconocíamos lo que el futuro nos tenía guardado y nos hemos encontrado con esto. Me he encontrado con esto. Hace dos semanas las cosas serían diferentes, tenía ganas de verte, ganas de que supieras lo bien que me iba. Pero eso cambió la semana pasada [o eso creo]. Haca siete días descubrí que yo, como buen ser humano que soy, vuelvo a tropezar por segunda vez con la misma piedra. Distinta piel, pero con el mismo fondo. Pero esta vez estoy decidida a hacer las cosas de otra manera, a manejar yo la situación. Una para saber y otra para aprender. Impediré que se vuelva a convertir en un círculo pasado, será una línea curva, con altos y bajos, como el resto. Creo que he decidido no ser diferente a los demás, y como ellos, seguir las líneas que todos tenemos marcadas. Simplemente para evitarme malos momentos. Esta vez, yo tomo las riendas. Sólo con agarrarlo de la mano, ya volvemos al pasado. Contigo funcionaban miradas y palabras, con él acciones. Tú eras ternura, él todo pasión. Distinta piel, mismo fondo, vosotros. Misma piel, distinto fondo, yo. Contigo, querer; con él, simple ilusión. Tú eras todo y eres quizás, él mi salida y el apoyo a mis sentimientos. Un nuevo capítulo a mi novela, tú estás de vuelta.

sábado, 12 de diciembre de 2009

12.

¿Ahora que has decidido tu partida definitiva, es cuando permaneces ahí pegado día y noche? Ironía de la vida, jà! Pues ¿por qué no pruebas a largarte? Sí, eso, lárgate. No quiero verte delante mía más. ¿Por qué? Porque recuerdo cuando eras el primero en ver que alumbraba y te faltaban minutos para querer escuchar mi negativa. Y ahora soy yo la que se muere de ganas por decirte un simple hola. Porque no quiero tener ganas de ti cuando no te las mereces. Porque quiero que no me importes... pero sí que lo haces. Y muchas más razones que me guardo. Así que, por favor, vete ya.

De nuevo...

... delante de un final, de nuevo delante de un principio. Por delante toda una nueva vida que caminar. Atrás se queda otra historia sin cuerpo, desnuda de todas las ropas que podíamos haberle puesto. Da igual, a ti te da igual y a mí también. Cada uno volverá a su vida pasada. La misma que hace unos meses disfrutábamos sin preocupaciones mutuas. Así que no me pidas que sea tu amiga. Te lo dije en su día. Conmigo las cosas no funcionan así. Él me enseñó y ahora entiendo que es lo mejor. Aunque respiremos el mismo aire y sólo unos metros nos separen, eso es lo único que compartiremos. Reconozco mis errores pasados y no volveré a comerterlos ni en mi presente ni en mi futuro. ¿Te vas? Pues hola y adiós. Punto y final.

viernes, 11 de diciembre de 2009

11.

Vete, no quiero volver a verte. No, para. Quédate. Pero quédate a mi lado, sujetándome cuando me caiga y poniendo tu hombro para que mis lágrimas resbalen por él. Y más. Quiero más. Quiero que también seas tú el único que me haga el amor cada noche, que me de los buenos días cada mañana y que recorra con sus yemas cada espacio de mi piel. No. Vete. Después de todo lo que me has dicho vete. Pero vete lejos, muy lejos, tan lejos que no te llegue ningún tipo de conexión. O mejor yo. Sí, me alejaré yo, ninguna llamada en mi teléfono, ningún mensaje en mi pantalla. Nada. Sí. Separémonos. Yo lo quería todo. Tú no querías nada. ¿Seguro? ¿De verdad? Espero que lo hayas pensado bien. No hay vuelta atrás. Ningún futuro por delante. Ningún día más a tu lado. Ninguna noche más intercambiando besos. Pero quédate. Cerca, muy cerca. Por favor quédate a mi lado y dime que siempreestarás, que volverás, que un día me pedirás una noche, que te diré que no y que dos minutos después te encuentre delante de mi puerta con un jersey de rayas que te quitaré con un solo suspiro. Quiero que me digas que no me he vuelto a equivocar. Quiero cosas imposibles. No te quiero a ti. Lo quiero a él. Lo siento por mí misma.

lunes, 7 de diciembre de 2009

porqué te quiero en 65 palabras

Te quise, porque sentía que eras una parte de mí. Te quise, porque me hiciste sentir lo que nunca nadie pudo conseguir. Te quise, por cómo me besabas, por cada momento a tu lado. Te quise, porque me hiciste pensar que nunca me mentías. Te quise, porque hacías que me escuchabas. Te quise, por cómo me mirabas. Te quise por cómo eres. Te quiero, porque...

[pídemelo]

Sólo tengo una observación que hacer a tu carta: estás segura? Solamente si estás segura de ello te permitiré que lo hagas. Si de verdad sientes que te has equivocado en nuestro pasado, si de verdad lo sientes, te permito que me pidas que la deje por ti [y la dejaré, te lo aseguro].

7. Sé feliz [con él]

Y ahora te vas. Te vas con ella. Como siempre quise, como siempre desee no verte. Marchándote, feliz. O eso parece. Pero conozco tus gestos, te conozco demasiado. Y no sonríes como lo hacías conmigo. Tú lo sabes, yo lo sé y ella lo sabe. Sé que serás muy feliz a su lado, ella te dará lo que yo no pude, o quizás no quise darte. Con ella se acabaron las excusas, con ella podrás ser tú mismo y ella no se asustará. Ella, al igual que yo, necesita mimos, cariño y esas cosas que nosotros también nos dimos. Dáselos, pero no como me los dabas a mí. Sé feliz, pero recuerda que nunca será conmigo. Los dos sabemos que estamos hechos el uno para el otro, pero que yo me he empeñado en que no fuera así. Cuántas veces he hecho cosas para alejarte de mí, aunque en realidad no las quisiera hacer. Y ahora, aquí sola, en este rincón de mi cama, me pregunto por qué. ¿Por qué, cuando tú lo único que hacías era querer estar conmigo, yo me he empeñado en alejarte de mí? Y ahora es demasiado tarde para pedirte que vuelvas, para decirte que estoy dispuesta a darte esa última oportunidad y alargarla hasta el infinito. Pero ahora no puedo hacerlo, me dicen que no sería ético. Tú estás intentando rehacer tu vida con ella y yo soy el que menos derecho tengo a impedírtelo. Por eso, sólo quiero pedirte una cosa: sé feliz.

Lo merecíamos.

- No sé hacia dónde se dirigirán ahora nuestros destinos. Lo único cierto, es que se separan...
- Ya
- Realmente siento que sea así, pero ya lo hemos hablado demasiadas veces y siempre llegamos a la misma conclusión...
- Ya
- No sé... sabes que siempre que lo intentamos, todo acababa igual, yo metido en tu cama o tu entre mis sábanas...
- Ya
- Sabes que no quiero que pensemos en todo lo que nos quedaría por delante, cuantos trenes podrías coger para venir a mimarme, cuantos kilómetros recorrería yo por acompañarte...
- Ya
- ¿Qué te pasa? ¿No vas a decir nada más que ya, ya, ya?
- ...
- ¿Vas a quedarte ahí de pie, sin decir nada? ¿Ves como tengo razón, que siempre acaba todo igual?
- Ya
- Una vez más, pero esta será la definitiva, lo siento, pero ahora sí me voy para siempre.
- ...
- Nos merecemos un beso de despedida, por lo menos, ¿no?
- ¿Un beso de despedida? No. No nos lo merecemos. Nosotros nos merecemos que nos esperen todos los trenes del mundo, que las carreteras estén libres exclusivamente para nuestros coches, pasarnos la vida tú en mi cama y yo entre tus sábanas, una vida ¡entera! Eso es lo que nos merecemos nosotros. No te quedes aquí parado delante mía esperando por ese beso de despedida, porque no pienso dártelo. Eso es lo único que no nos merecemos, una despedida. Vete, pero no lo digas. Yo me quedaré aquí de pie, sin decir nada, esperando a que pase el tiempo y vuelvas para dejar que te robe un beso más, como siempre ha sido... como siempre será.

6.

En estos momentos desconozco el rumbo que están llevando las cosas, pero empiezo a conformarme con que tomen rumbo.

lunes, 30 de noviembre de 2009

30.

Intento no recordarte y a veces, sólo a veces, lo consigo. Ahora, mi cabeza se llena de tiempos mejores, de canciones que me recuerdan a mi infancia, de besos que me recuerdan a años sin importancia, de caricias que me advierten de lo bueno que viene después. Ahora, me lleno de él que me canta cómo fue nacido para la alegría. Ahora me río, no lloro. Ahora sé cómo hacer que todo vaya bien. Ahora hay palabras que no necesitan explicación. Ahora hay miradas y gestos, que lo dicen todo, o casi todo (los acompaña su verbo). Ahora ya no estás tú, siempre. Ahora él está, demasiadas veces.

viernes, 20 de noviembre de 2009

20.nov

Un nuevo detalle que desconocía. Un nuevo que pensé que no tenía importancia. Aquella desconocida, bailando sobre la barra, riéndose sin parar, me había dado la espina de que algo había. Para más inri, me la presentan. ¿encantada? Te vas a enrollar con el amor de mi vida y lo que me dices de primeras es encantada. Descarada. Creía que lo había olvidado, que lo había entendido. Y de nuevo zasca! Pero creo que si lo pienso durante un minuto, las cosas ya no son así. La historia no funciona como antes. He descubierto que vive cerca de ti, en tu misma ciudad, la que nos vio nacer. Y lo confieso: se me ha puesto un nudo en el estómago. Deduzco que ahora es ella la que habita tu cama. Me duele, claro que me duele, por todo lo que he sentido y por todo lo que todavía siento. Pero ahora, ya lo he pensado un minuto. Quiero que seas feliz. Conmigo me dijiste que no eras capaz. Espero que con la rubia de sonrisa falsa si lo seas, por los menos, un poco más

20.

Otra vez cayendo en la intención de engañar al corazón con otra dulce mentira. Otro nuevo cambio de carril evitando coincidir tu mirada perdida.. Y en el mar de mis escombros, sin quererlo te he encontrado a ti otra vez... Y me vuelven tantas cosas que ya di por enterradas ayer y ya sé qué es: mentira, porque el tiempo se marchó y el pasado se quedó a recordarme tu herida; mentira, porque no logré olvidar y aunque me quiera engañar, es una causa perdida. Y sé muy bien que es mentira.. Y como ves aun sigo aquí, olvidándome de ti, un par de veces al día.. Lo que el viento no arrastró, se ha quedado en mi interior, nada es como decían: "que la lluvia siempre pasa, que las hojas caen y vuelven a crecer otra vez.." Que nada dura eternamente, pero mientras llega sé que va a doler, y ya sé que es... MENTIRA

domingo, 1 de noviembre de 2009

1.

- Tienes mala cara -le dijo acostado, desnudo, tapado con aquello que cubría la cama.
- No tengo mala cara -contestó ella pensando en lo imposible que era eso. En ese momento, lo único que no podía pasar era que pusiera mala cara. Lo que sí supuso es que su cara era el reflejo de sus sentimientos, en su cara ella reflejaba lo que sentía en ese momento. Había caminado hacia las afueras bajo la lluvia sabiendo que su premio final sería un beso suyo. Pero se equivocó. Subió porque lo deseaba más que cualquier otra cosa que haya deseado en todos sus años. Había pasado mucho tiempo, pero a ella no se le había olvidado aquel sentimiento. Y poder volver a sentirlo, era lo mejor que aquella noche le había deparado. Pero también pensó ¿y después qué? Y se respondió: después tú te irás, harás la maleta e iniciarás una nueva semana de estudios y preparación de futuro profesional; y él se quedará y casi sin dormir regresará a la ciudad que lo oculta y aparta de sus pensamientos, la ciudad en la que se siente protegido, donde vive sin pensar o pensando quizás demasiado. Los dos seguiremos con nuestras vidas actuales, ya no hay llamadas de desconexión, ni sábados con quizás, ni posibles cenas en la ciudad peregrina y mucho menos stops en la ciudad que lo protege.
Y se fue. Ella tenía que regresar al mundo que le había tocado vivir e inventar excusas para tranquilizarla. Él se quedaba allí tumbado durante unas horas, para intentar dormir y descansar. Al siguiente día ella empezaba una semana lluviosa que la acercaba cada vez más a trabajos y exámenes y él una semana rutinaria que lo alejaba del mundo real. Ella pensaría en él, como siempre. Él no iba a pensar en ninguna tontería, sólo trabajo que bastante tenía. Ella recordaria cada instante de su tiempo. Él buscaría otro tiempo en otro cuerpo femenino.
Bienvenidos al mundo real!

miércoles, 28 de octubre de 2009

tequiso.

Quiso sentir. Y sintió. Quiere olvidar. Y no puede. Te quiso, sin quererlo, pero a la vez tampoco le dijo que no a ese sentimiento. Ahora has decidido ponerle fin, un fin a tu manera, como siempre. Ahora le toca aceptar, aceptar que te quieres ir, aceptar que ni siquiera unas palabras váis a volver a compartir, aceptar el verte e ignorarte. Hacer como que no existes, en definitiva. Pero si existes, caray si no existes! Y siente, y de qué manera. Incluso me atrevo a decir que te quiere, que te querrá. Pero también que aceptará. Que pensará que aquel chico del que se enamoró sin buscarlo ya no existe, se esfumó. Lo tendrá muchas veces al lado, pero pensará que sigue a muchos quilómetros de ella, como siempre ha estado.
Adiós Dani, ella no será capaz nunca de decírtelo, pero acepta ahora que tú tampoco.

27.

Le había llamado. Le había mandado mil mensajes. Le había mandado, también, un mail [de aquellos que les gustaban a los dos]. Y esta vez, sorpresa!, tampoco hubo respuesta. Se supone que va a intentar apartarla de su lado despreciándola? Si es así, que no se preocupe, ella solita promete apartarse de su lado y no volver. Tranquilo, nuestra última vez ya pasó...

sábado, 24 de octubre de 2009

24.

Lo he intentado, de verdad. No quiero que pienses que no lo he intentado. Y lo hice porque pensé que contigo iba a ser diferente, porque tú eres diferente del resto, o eso era lo que pensaba. Dos sábados y un jueves metido durante dos horas en mi cama, pero nada. En tres días no he sentido nada por ti. Lo siento. Lo que he sentido por él sé que no lo voy a sentir por nadie más. Puede que algún día, quien sabe si antes o después, sentiré algo más fuerte o igual o diferente por otra persona. Te repito que estaba a gusto contigo y por eso pensé qe podrías ser tú. Me equivoqué, otra vez, para no romper con mi rutina sentimental. Lo sigo y lo seguiré queriendo, no sé si conseguiré llegar a pensar en él de otra manera posible. A día de hoy, eso es imposible. De nuevo, un lo siento sale de mis dedos. Sigo queriéndolo a él

sábado, 10 de octubre de 2009

10.

¿Te acuerdas de esa historia que te había contado? Ella lo quería a él, pero él sólo sentía atracción y sólo sentiría atracción. Pues hace unos días se volvieron a decir adiós. Sí, por tercera o cuarta vez, ya perdí la cuenta de cuántas despedidas han tenido. Pues sí, hablaron por teléfono. Ella lo había llamado pero no le cogió y le mandó un mensaje. Tenía muy claro lo que le quería decir, pero también sabía cual sería su respuesta, conocía perfectamente cómo iba a ser su conversación. Al siguiente día él la llamó. Ella le dijo lo que quería decirle, pero no cómo quisiera decírselo. La respuesta de él, la misma. Su conversación, la de siempre. Ella le volvió a arrancar una sonrisa en otro de sus días grises, y lo cierto es que ella me confesó que es lo que más le gusta hacer, hablar con él y reirse juntos, aunque sea de ella misma. Pero a la vez de ser un poco alegre, la tristeza pesaba más en sus palabras. El resultado, de nuevo, fue un no puede ser, un me alejaré para que me olvides y un pensar en el bonito recuerdo de lo que pudo haber sido. Me entristecí tanto cuando la oí contándomelo, en serio, con todo lo que sabía de ellos, confié en que pudieran compartir una historia de amor, algún día, pero él se ha negado. Y ahora, ¿qué le digo a ella? Da igual lo que le diga yo o otro amigo, a ella sólo le vale su palabra, la de ella misma y la de él. Él le dijo que aprovechara el momento, pero ella lo quería hacer con él, ahora le toca buscar el modo de hacerlo al revés... sin él

miércoles, 30 de septiembre de 2009

29.

Antes de acostarme y como cada noche, deshago mi cama, enciendo la lamparita y cojo el peluche rosa, el grande, el de siempre. Como cada noche, lo único que me queda es abrazarlo a él, el único y solitario habitante de mi cama. La necesidad de tenerte a mi lado, la necesidad de dormir contigo, la necesidad de tus abrazos por la noche, incluso la necesidad de hacernos el amor cada noche es mayor. Quiero que estés a mi lado. Quiero besarte. Quiero que me abraces. Quiero seguir haciendo mi vida, pero contigo a mi lado. Quiero acariciarte y que me acaricies. Quiero que te vengas a dormir conmigo. Quiero volver a tener otra cena contigo. Quiero ver atardecer y que tú estés a mi lado. Quiero que la luz del sol me despierte y ver que sigues pegado a mí. Quiero... Quiero... Quiero... Quiero tantas y tantas cosas, incluso creo que te quiero a ti! Y dicen que querer es poder, pero no siempre es así. Si por quererte más o por querer estar contigo con más fuerza voy a poder compartir una relación contigo, tenlo claro que lo haré. Pero sé que eso no es así, que tú estás demasiado seguro de que lo nuestro no va a funcionar que da igual lo que yo quiera. Y aún así, me esfuerzo cada día en pensar en algo que te vuelva a traer a mí, pero a medida que pasan los días las opciones van a menos y tú cada vez más lejos...

lunes, 28 de septiembre de 2009

28.

Ya veintiocho de septiembre... ha pasado más de un mes desde aquel principio del final. Un final que parece no tener fin dentro de mí y un final que dentro de ti acabó antes de empezar. Una última vez, un último encuentro, una última cita, una despedida. Me prometí a mí misma que si tu respuesta a mi pregunta fuese una negativa, a partir de ese día me voy a obligar a olvidarte y borraré cada cosa que me recuerde a ti, borraré los miles de mails que tengo tuyos, borraré tu número [a pesar de que me lo sepa de memoria], borraré tus sms, borraré tu correo, eliminaré tu messenger, esconderé el osito guiñón en mi caja de recuerdos de este año, me olvidaré de tu sombrero en lo más oscuro de mi armario. A pesar de que todos los recuerdos vayan a permanecer en mi cabeza para siempre, ocuparé mi tiempo y los tendré almacenados en mi caja fuerte; pero sé que tendré que forzarme a olvidarte y aceptar tu no congeniar de una vez por todas. Si el 2 no vienes, todo se acabará... para siempre. Pero vente, por favor, y todo terminará de una manera diferente; quiero un último momento contigo y seguir queriendo nuestra relación de amistad especial entre comillas y poder seguir teniéndote en mi vida... aunque sea de otra manera. Tengo que darle unas cuantas vueltas más a la cabezota y ver las cosas desde todos los puntos posibles.
tú, vente...

martes, 22 de septiembre de 2009

22.

La caída de la primera hoja de un árbol marca el comienzo del otoño y el final del verano. Este año, el tiempo meteorológico no deja de sorprendernos y esta semana el hombre del tiempo ha marcado soles con pocas nubes en el noroeste de la península. Así que todavía vamos a retrasar unos días más la caída de esa primera hoja acompañada de las primeras ráfagas de viento que la ayudarán aposarse sobre la tierra. Este año el comienzo del otoño significará el comienzo de un curso más, segundo de periodismo en la facultad de ciencias de la comunicación en Santiago de Compostela, nueve meses por delante para disfrutar con los compañeros de clase, los compañeros de piso, que es hablar de mis amigos, las nuevas amistades por descubrir, nuevas historias por vivir, nuevo look que lucir por la capital. La primera hoja que se desprenda de su rama marcará el inicio de una nueva etapa en mi vida y casi de una nueva vida para mí. El final del verano significa el final de todo mi pasado y cuando miro a mi pasado y habló de él parece que sólo hablo de ti. Sabes que yo no quería que el 21 de septiembre fuese el final de algo más que el verano, sabes que yo quiero que sigas formando parte de esta nueva etapa de mi vida [no sólo en mis pensamientos]. Pero yo sé que tú no quieres que así sea y tengo que respetarlo. Confieso haber tenido las ganas de pedirte una última visita al lugar que lo cambió todo, pero creo que no seré capaz de reunir todas las fuerzas como para hacerlo [ni tampoco las ganas suficientes]. Te pido, por favor, que actúes. Mientras tanto te seguiré esperando juntando pedacitos de fuerzas y ganas y permisos...

lunes, 21 de septiembre de 2009

21.

¿Es el sexo la base de toda relación de pareja? ¿El mal sexo significa el final de una relación? ¿El buen sexo significa el motor de una relación? ¿Al fin y al cabo, la base de cualquier relación de pareja es el sexo? Y, ¿los sentimientos? Puede ser que dos personas no congenien, esas cosas pasan, cada una de las personas que poblamos el planeta somos totalmente distintas y hay parejas que parecen estar hechas para coincidir y ser felices para siempre y el resto de millones de personas por mucho empeño que pongan nunca podrían meterse en el medio de una de esas parejas hecha a medida. En la vida, ¿o se congenia o no se congenia? Quería encontrar un punto medio en esa pregunta. Pero, ¿estamos hechas las personas así y si no congenian, no lo harán nunca? Te diré, que para él no congeniaban y no lo harán nunca. No se puede hacer nada por cambiar lo que somos o por cambiar lo que hayamos hecho en el pasado, pero sí lo que pase en el futuro. No sé si lo sabrá... pero ella siente mucho por él, sintió mucho por él, cuando está con él es cuando mejor se siente, adora sentirse entre sus brazos, es una de las pocas personas que más que las palabras en ella la han marcado sus miradas, sus gestos, sus caricias, sus besos y, sobre todo, lo que a ella le ha hecho sentir cada vez que hicieron el amor. Cada vez que ella piensa en los momentos que ha pasado con él vuelve a sentir como si él la estuviese abrazando de nuevo con mucha fuerza y se vuelve a emocionar como lo hizo cada vez que ha estado con él. Yo sé cuando siento que no congenio con una persona y ella lo sabe también. Eso ella lo siente desde un principio y si así fuese ella no habría pasado dos años y medio a su lado.
Ella lo quiere, y yo, te quiero. Sé feliz por ellos dos

viernes, 18 de septiembre de 2009

18.

De repente todo parece ir bien. Dos personas qe se qerían se prometían a la luz de la luna. Pero cuando una de las partes se da cuenta de que necesita tiempo, de que eso no es lo que quiere, que no está preparada... ¿qué pasa? Pues llega un punto en el que esa presión puede con esa parte y estalla. Pero ellos eran dos personas que se querían. Hablaron, la otra parte le dio el tiempo que necesitara y se prometieron para un futuro lejano, un futuro sin fecha. Lo han hablado y se entienden, si quieren seguir adelante con aquello, se tienen que entender y estar en un punto de equilibrio. Pero todos sabemos que ese equilibrio dura muy poco, que es una línea muy fina que simplemente con el roce del viento de rompe. La otra parte ilusionada le ofrece coger un avión y casarse aquella noche en Las Vegas. Eso ha sido demasiado, entre ellos eso no es sólo una locura, es el roce que significa el final de la línea del equilibrio. Si esa parte no está preparada ahora, no lo estará nunca. Las dos partes se conocen a la perfección, no hay nada más oculto, no hay nada más por descubrir. Conclusión: si ahora no se casaban no lo harían nunca, una quería, la otra no. Esa noche deciden dormir separados, pero el sentimiento es más fuerte que ellos y los junta sobre una alfombra a la luz de la luna que entra por la ventana de aquel cuarto ya sin muebles. Pero a la mañana siguiente, una de las partes se ha ido... para siempre

miércoles, 16 de septiembre de 2009

16.

Ella, la chica del pelo dorado, también lo sabía. Las dos sabían que ella tenía la razón, pero le tocaba defender aquello que la había acompañado durante tantos años, en tantos momentos malos y tantísimos buenos, le había dado sus mejores consejos y si hacía falta le daría también su aire para seguir respirando. Por ese motivo lo hacía de una manera sutil, con indirectas. Y ahora ella parecía estar en una situación igual, no mejor ni peor, simplemente parecida. O por lo menos era lo que decían aquellas palabras. ¿Qué es lo que estaba pasando? De repente una oleada de pasotismo se había apoderado de todos los chicos que están siendo amados por sus respectivas chicas y ellas ya no sabían qué hacer. La pelirroja, lloraba y decía querer olvidarlo. La castaña de pelo corto, cegada por sus celos, rompía y volvía con él como si de una relación yo-yó se tratase. La rubia decía no creer ya más sus mentiras. La morena de pelo largo tendría que resentida empezar a aprender a olvidarlo y aceptar que él no dará marcha atrás. Y después de sus minutos de desahogue llegan las futuras promesas de amigos y acohol, esas todas las hacían sabiendo que en dos días las cumplirían. Dicen que el fin de semana todo lo cura [ y algunas lo utilizan para buscar nuevos amores]. Dos de ellas no saldrían a buscar nuevos amores, defendían el dicho de que "vienen solos", ellas saldrían a beber con un morenazo, un rubio y uno de rizos y bailar hasta las últimas palabras de la última canción de la última orquesta del pueblo de al lado.

lunes, 14 de septiembre de 2009

14.

Me dice que puedo aguantar este tirón y mucho más. Me dice que valgo la pena. Me dice que no me enfade, que sólo quiere robarme un beso. Me dice que me invita, que me vaya con él y luego me devuelve. Me dice que pase página, que no lo ha sabido aprovechar. Me dicen... Me dicen... Me dicen... Pueden decirme lo que quieran, que los cerdos vuelan o que el fin del mundo está cerca, que me vaya con este o que me emborrache y te olvide. Pero lo que ninguno de ellos va a poder hacer es ordenarme algo, simplemente por el hecho de que haré oídos sordos a cualquier cosa. Mejor dicho, corazón sordo. Y no se trata de que ellos sean amigos míos o simplemente tíos que me intentan meter lengua, no, porque ni a mí me hace caso de lo que pienso durante toda la semana. Llega un punto en un día cualquiera, se le cruzan las venas y las arterias y él decide lo que tengo que hacer. Seguía a mis impulsos y funcionaba, aunque mal, la cuestión era que funcionaba. Ahora sigo a mis impulsos y ya nada funciona, todo va a peor, y todo seguirá yendo a peor. A ti la cuesta abajo no es que ya se te haya terminado, es que nunca la has tenido. A la mía, no le veo el punto final, parece eterna, ¿será infinita?

sábado, 12 de septiembre de 2009

12.

¿Existe un prototipo a seguir o unas normas universales que haya que cumplir cuando se trata de olvidar a una persona que no quieres olvidar? ¿Tenemos que actuar todos de la misma manera cuando se termina una relación? Quizás existan unos mandamientos que yo desconozca y que nos marquen las pautas a seguir, y si existen y yo las desconozco eso ya es mala suerte. De ser reales esos mandamientos serían algo cómo:
1. El tiempo que tardas en olvidar a una persona es la mitad del tiempo que ha durado vuestra relación.
2. Todo es cuestión de no ver, no hablar, no saber nada de la otra persona. Así se olvida primero.
3. Desvincúlate por completo de cualquier cosa que te recuerde a esa persona.
4. Aceptar cuanto antes que ha terminado y que nada de lo que hagas hará que esa persona vuelva.
5. No demuestres delante de esa persona que todavía sigues sintiendo lo mismo.
6. Si coincides con esa persona en la calle o en un bar, no vayas a hablarle, no hay nada que decir.
7. No hables de esa persona a todas horas con tus amigos, familiares o quienes sean tus confidentes.
8. No pienses en esa persona las veinticuatro horas del día.
9. No pienses en lo que pudo ser, en qué falló o que tú tuviste toda la culpa.
10. Empieza a quererte a ti sobre todas las cosas.
Pero estos mandamientos no existen, son ficticios. Y aunque existieran, ¿alguien que haya querido a una persona los iba a cumplir? Si la respuesta es sí, es que ese alguien no ha querido realmente. No hay una fórmula matemática que te diga el tiempo exacto que tardarás en olvidarte de él, no se trata de no ver a esa persona o no hablar con ella, tampoco de rechazar todo lo que te recuerde a él. Pero sí debemos aceptar cuanto antes que no volverá, eso es lo único que puede acelerar el proceso, aunque tampoco es una fórmula fiable. Conclusión de todos estos mandamientos: no existe ninguno, ni ninguna ley o regla que te haga más fácil olvidarte de una persona, ese sentimiento depende de cada uno. En mi caso, me gustaría que alguien me dijera qué hacer y cómo hacerlo, pero que ese alguien no seas tú

viernes, 11 de septiembre de 2009

11.

Recuerdo que un día me dijiste que enamorarse es lo más bonito del mundo. Y te di la razón. Pero tú rápidamente me la quitaste con la excusa de que era imposible que yo sintiera eso por ti. A día de hoy estoy todavía más segura de mis sentimientos, te lo podría asegurar si me dejaras hablar contigo. Sé que llegará un día en el que te pueda dar las gracias por todos los momentos que recordaré y que viajarán siempre conmigo, vaya a donde vaya. Llegará un día en el que pueda mirarte a la cara y darte las gracias sin sentir nada más que cariño y sonreir al recordar juntos todas esas cosas que hemos compartido. Pero en mi calendario ese día todavía no existe, no tiene fecha exacta, no es un día marcado de rojo como todos los importantes de mi vida. Sé que llegará ese día, pero ese día no es hoy y hoy te doy las gracias por todos los momentos que me has dejado compartir contigo. Pero lo hago desde la más absoluta clandestinidad, no lo hago a la cara. Eso es imposible. Mirarte ahora y poder decirte algo... no utilizaría ese momento para darte las gracias y sonreir, utilizaría ese momento para decirte que te quiero y que voy a seguir luchando por ti, aunque tú no me dejes. Te quiero, sonreiré por fuera, lloraré por dentro y me iré sin decir nada más.

jueves, 10 de septiembre de 2009

huyendo de horas de más

"Se acabó y punto. Tienes que dejarlo ir y pasar. ¿Qué parte de eso no entiendes?" Aquellas palabras resonaron en mis tímpanos fuertemente para luego permanecer durante unos largos minutos en mi cabeza. ¿Era eso? ¿Es eso? Todas las personas nos aferramos con todo lo que podemos a lo que más queremos y cuando llega la hora de que se vaya no queremos dejarlo ir: una muerte, el primer hijo que se independiza, una ruptura... "Tu ex" y eso que en realidad no lo era. No es mi ex, porque detrás nunca fue la palabra novio. O quizás simplemente es mi ex a secas, sin ningún sustantivo que lo acompañe. ¿Tenía razón mi mayor confindente cuando me decía que ya no había nada más que hablar, que ya todo estaba hablado, que se había acabado y tenía que dejarlo pasar? Y si es así, ¿cómo se hace eso? ¿Cómo dejar pasar sin penas ni glorias esta situación? Llevo más de dos años agarrada a esa idea, a esa posibilidad, a ese intento de relación. Y lo que tengo que hacer ahora es ¿dejar que eso se vaya para siempre y sentarme a mirar cómo lo hace? Si es lo que tengo que hacer, una vez más no haré ni caso de las leyes de la madre naturaleza, o el padre sentido común. Una vez más me haré caso a mi misma, pero... ¿qué significa concretamente hacerme caso a mí misma si no sé ni yo lo que quiero hacer?

10.

He evitado el nueve del nueve del nueve en esta página. Aparentemente sin ningún motivo, supongo que mi sabia cabeza me mantuvo ocupada el tiempo suficiente como para no rondar este lugar, aunque sólo fuese durante un día. Pero, ¿qué más da el evitarlo como el caer en él? Simplemente es un rincón más en el que escribo lo que pienso, lo que siento, lo que quiero, con total libertad. Ella se había convertido en mi lectora más fiel. Él era el cotilla más fiel que había conocido. Pero eso era antes, eran los viejos y maravillosos tiempos. Esos en los que sabía más o menos qué hacían las personas que más quería y que me rodeaban de vez en cuando. Ahora, en los nuevos tiempos soy una completa desconocida. En este punto en el que nos encontramos, ¿qué hacer? ¿Se trata de volver a caer en la tentación y ceder de nuevo a los impulsos, como en los viejos tiempos? Porque lo que mi cabeza me dice es que eso no valdrá de nada, sólo para empeorar más todavía toda esta mierda. ¿Hacerle caso por una vez a la cabeza? ¿Es esa la solución? Tengo ganas de hablar contigo, pero mucho miedo de hacerlo para nada. Cada noche pienso en llamarte, pero no sé qué decirte. ¿Me llamarás?

miércoles, 9 de septiembre de 2009

te hiero mucho

y aquella niña hoy ha vuelto a recorrer el mismo camino que cada noche recorren sus pies descalzos. esos pocos metros que separan la calle de la ilusión, la esperanza y la evasión de la casa de la cruda realidad. pasear por la ciudad de la mano de la amiga de los ojos azules sin rumbo, perdiéndonos las dos entre cada una de las palabras de nuestra conversación más que necesaria, era una de las cosas que más necesitaba en este momento. había pasado media tarde de sol, tirada sobre la arena, haciendo un gran esfuerzo por seguir la conversación con el chico de rizos. cuando el viento de septiembre me sorprendió, pensé que lo mejor era ocupar los pensamientos con dulces. y así lo hice. un poco más tarde y acompañada por el niño rubio y dulce y unas cañas descubrí que lo mejor para soportar cualquier mala época son los amigos. los tres me han mantenido levitando toda la tarde y parte de la noche. pero volver a repetir una vez más en verano el mismo camino yo sola me ha devuelto a mi realidad. sólo ocupada por tu sombra y tu recuerdo. no es el camino de la vergüenza, ese se quedó en la capital. es mi camino de la angustia y el saber que no volverás

martes, 8 de septiembre de 2009

8.

Otro día más tachado en el calendario. Otro día más en el que ninguna novedad ha surgido para poder escribirla. Qué va! Es un día más en el calendario. Un simple y llanamente martes. Despierto abrazada a mi osito. Despierto abrazada de nuevo a la ilusión. Desayuno lo de siempre, té con leche y tres croissants con queso fresco. Ni siquiera mis gustos mañaneros han cambiado. Todo sigue igual que siempre. Incluso cuando me dispongo a escuchar mi música, vuelvo a ver la imagen a la que ya estoy acostumbrada. Una mañana más, tú tampoco estás. Así que todo se hará como se ha venido haciendo estos últimos días. Viendo sex in the city, intercalado con conversaciones por las redes sociales. Y si me canso, siempre me espera la habitación para entretenerme. Enchufo la radio, recojo la habitación y de nuevo escribo en aquella libreta. La cuestión es no perder hábitos, aunque el mejor ya lo haya perdido para siempre. Y si la cosa va de no perder hábitos, me gustaría recuperar ese, el mejor.. el de los buenos días, el de las conversaciones de besugos, el de los insultos fuertes, el del pasotismo, el de la negativa, el de las risas, el tuyo

lunes, 7 de septiembre de 2009

¿Qué es lo que realmente buscamos?

Nos podemos pasar más de dos años de nuestras vidas persiguiendo a la persona que pensamos querer. Queriendo a una persona que pensamos un día nos puede llegar a querer. Pasamos más de setecientos días detrás de esa persona que nunca se cansará de decirnos que no y de sorprendernos de repente con un sí, con un beso, con una invitación, con una llamada o con una simple mirada. La esperanza del poder tenerla algún día a nuestro lado para siempre alimenta el día a día que incansablemente seguimos deseándola. Y de repente, mientras nos ensimismamos con esa persona que cada día nos da una negativa diferente, pero que siempre suena igual de mal; aparece otra. Otra que cada día nos arranca una sonrisa de ricura. Que nos sorprende con una llamada que sabe nunca se contestará. Que nos acaba desquiciando porque, a pesar de no darle prórroga, ella ya se ha sentado a esperar al primer tiempo. Que empieza a ocupar tiempo en algunas de nuestras conversaciones más cómplices. Que nos invitan a que pensemos cómo seríamos si le damos una oportunidad. Pero que a la vez tanto nosotros como esa nueva persona sabemos que no puede ser, que sólo queda en un intento. Queremos a la persona del no eterno y rechazamos a la nueva que nos ofrece de antemano un sí, casi sin conocernos. Pero así somos, así soy, así seré...

7.

siete de septiembre. día de resaca del día de mi cumple. el día después. aunque en realidad el día oficial fue el día de la resaca oficial también. no podré negar qe empecé a disfrutar de los diecinueve desde el primer minuto, cuando unas treinta personas apagaron la música para dar paso a sus voces cantando el cumpleaños feliz. qué vergüenza! suerte que siempre está ahí mi cuqui y una vez más se quedó conmigo en el centro colocándome la banda de cumpleañera (inspirada en un diseño de Channel fabricada con un rollo de papel). guardaré como recordatorio las bandas, la cinta, la esponja llena de tinta.., para que dentro de diez años mire esas cosas y de nuevo me vuelva a escojonar yo sola. una fiesta increíble con quien yo quería que estuviera a mi lado esa noche. siempre hay detalles que sobran y detalles que faltan, pero eso siempre pasa y esta noche no iba a ser una escepción. aunque no lo esperaba, sí lo deseaba. no quería que faltasen detalles, no quería que faltases tú. pero de nuevo, para no romper las reglas, faltaste y fallaste como sólo tú lo sabes hacer. gracias una vez más por tu no-felicitación!

sábado, 5 de septiembre de 2009

beso mejor que un chico?

es quizás una obsesión hacia una de las anteriores partes de tu todo, una obsesión por ser la mejor parte, o sólo mejor que la anterior. pero, ¿qué pasa cuando descubres una y otra vez que no serás mejor que la parte anterior? hubo más, no sólo es ella mi ex. sarah estuvo viviendo casi conmigo, pero casi, nunca lo hizo completamente porque no fui capaz de hacerlo. también julia compartió un momento en mi vida, al igual que tú. y tú al igual que ella te acabarás cansando de esperar y te irás, conocerás a un tío que probablemente sea el amor de tu vida, compartirás con él el resto de tu vida y me olvidarás para siempre. pero no funcionó así. puede que fuera porque yo era mejor que la anterior parte o al revés, soy mucho peor que cualquiera de las partes anteriores? y qué tal si dejo de pensar que la culpa ha sido mía? a lo mejor lo que pasa es que mi aprte sí es la que encaja y la tuya es la empeñada en retorcerse y entrar a tortas. casi siempre hay la opción de intentar que las dos partes encajen, pero esta vez tú eres el encargado de decidir si montar o no el puzzle final

5.

Y se dilatan tus pupilas si te dicen que lo han visto pasear, y se humedecen tus ojitos cuando sueltan que iba con alguien más. Valórame o fuera, ya basta de él, y es que en el fondo deseas volver con él. Y digo, ¡no!, por mí no caerá ni una falsa lágrima por la piscina que aún llenas por él. Y a decir verdad, creo que me estoy enamorando, ya lo he dicho, sí, ¡de él!, de tanto sufrir por él, podría darme placer una vez

viernes, 4 de septiembre de 2009

¿necesito que me rescaten?

somos muchas mujeres solteras que ya han pasado los dieciocho. y cada una ve su vida de un modo diferente. ¿qué hay de mí? pues simplemente me incluyo en el grupo de las universitarias. un ser con ganas de estudiar lo que ha elegido para poder vivir de ello. pero un ser que también piensa en diversión, salir con los amigos. pero un ser que a la vez le ha reservado un lugar muy especial al amor, no a la búsqueda del galán perfecto, no; a la espera de que ese galán imperfecto vuelva a entrar en su vida. soy una individua que ha decido aparcar ese lugar privilegiado del amor para una sola persona y siempre será así. quizás sea como cualquier pre-adulta de mi edad, puede que sea una de esas que piense en vivir la vida ahora porque cree que no tendrá años suficientes por delante para hacerlo y que desea encontrar al hombre perfecto y probará todo antes de elegir.. pero sólo quizás. porque realmente quizás no sea así, no le interesa meterse en la cama de cualquiera ni meter a cualquiera en su cama. quizás ha decidido que ya lo ha encontrado y así es como quiere hacerlo. pertenezco al grupo de universitarias, con ganas de estudiar, ganas de salir con los amigos y ganas de estar contigo, tú, galán imperfecto

almas tejidas en forma de desengaño

aunque nunca escribió su verdadero nombre, ella y él sabían de quien se trataba. incluso sus tres amigas lo sabían. ah! y no olvidemos a sus socios. los mismos que no compartían el mismo gusto por sus artículos. en realidad, no hacía falta que escribiese sus cuatro letras, los dos sabían que aquello bastaba para ellos dos. lo suficiente había salido a la luz y ya no había vuelta atrás..

4.

él le dijo somos incompatibles ella le contestó no, eso es mentira, somos complementarios. el se rió solamente es un capricho, es imposible que lo sientas ella se indignó un capricho?? sabes cuál es la definición de capricho?? pues es relativamente imposible de que dure dos años y medio. así que calla la boca y no me jodas él se calló, sabía que aquella niña tenía razón. ella sabía que por una vez en su vida estaba diciéndole las cosas tal y como eran. te quiero, quiero seguir alargando esto. él ya no estaba tan seguro de que aquella niña no fuera lo que estaba buscando no podemos seguir alargando más esto, no quiero sentirme así, no quiero que te sientas así. se movió. la abrazó, la rodeo con sus brazos con sus piernas, le faltaron extremidades para rodearla más fuerte. se acercó a sus labios, frente a frente, boca a boca, sucedió lo inevitable. él desconocía que ella sí quería sentirse así. él conocía que ella sí quería seguir alargando aquello. en su interior a día de hoy conoce que ella quiere seguir alargando aquello.

jueves, 3 de septiembre de 2009

3.

aunque intente no prestarle atención, aquel portal siempre estará allí y aquellas palabras, aquellas caricias, aquellos besos, aquellos abrazos, estarán siempre en él. aunque tú no lo recuerdes, ni tengas la menor intriga por saber qué pasó, lo cierto es que sucedió... un último momento que sólo se quedará gravado en mi mente. no quería que fuese así, pero si tú lo decides, tendrá que serlo

las malas lenguas

Y aun así ... pienso quedarme hasta el fin, hasta que digas "no da para más". Pueden confundirnos y al final ganar. Y te advertiré, nos influirán. Si el trayecto sigue y esta nave va, ¿qué más da, qué más da, qué más da?, ¿qué más da, qué más da, qué más da?

3.

casi sin darme tiempo a reaccionar e imposible de creer, aquel nombre volvió a aparecer en el mismo lugar que días atrás solía estar para arrancarme una sonrisa. pero esta vez no fue así, en un mismo suspiro me dio tiempo a decantarme por un buenos días, a ver que no contestarías por tu estado inactivo y a ver qe tardarías más de lo previsto tras hacer desaparecer tu nombre de mi pantalla. tres estados de ánimo diferentes congelados en un mismo suspiro...

miércoles, 2 de septiembre de 2009

2.

hay enfermedades que nos conducen al delirio, las mías parece que son todo lo contrario. me recuerda la situación real que vivo. has desaparecido y temo qe sea para no volver jamás. no te pido que vuelvas, que te quedes, que todo diga igual, ni que vaya la cosa a más. sólo quisiera pedirte un día, un último día a tu lado.

martes, 1 de septiembre de 2009

1.

uno de septiembre y después de sobrevivir a dos días entre semana y un más que largo fin de semana regreso a este mundo. regreso a mi mundo. quizás de repente me haya despertado aquí y ni siquiera me he dado cuenta de que ya he llegado. boom, de bruces de nuevo con aquella realidad. esa cosa que llevo evitando entre alcohol y rizas forzadas. esa cosa que parece que seguiré evitando indefinidamente. la misma que aprece no llegar hasta que esas cuatro letras aparezcan de nuevo en verde delante de mi cara. cautro letras sobre las que no sabré qué poner, cuatro letras que dan nombre a ese individuo por el que respiraba, sigo y seguiré respirando: Tú, el se siempre

31deAgosto

SanRamones 'o9
todavía no sabía a qué me enfrentaba. ni siquiera conocía mi estado de ánimo, pero esperaba que esas personas volviesen a estar otra fiesta más dispuestas a levantarme el ánimo y hacerme olvidar durante unas horas. ahora, después de dos días, pueso asegurar que cumplieron los pronósticos por encima de lo imaginado. después de una mañana entera durmiendo, reponiendo fuerzas para la romería y dándole vueltas a la noche anterior, llegaba una tarde de conversaciones para ponernos de acuerdo en el horario de salida. las siete y media, hora de encuentro. hay que decir que casi nadie fue puntual y entre esos casi todos me incluyo yo. hora de llegada al campamento: ocho y media. primera toma de contacto con sitio, con la gente desconocida y los primeros aperitivos. diez de la noche, sin luz pero con lino, montamos la tienda (demasiado bien para las circunstancias en las que nos encontrábamos). diez y unos minutos: llegada de patri (¬¬'). a continuación empezaba la larga noche con un bocata y un vaso de vinoycocacola. dos horas después, con varios vasos encima de vinoycocacola, los músculos de la boca casi dormidos de las risas, la camiseta medio llena de firmas, cubierta de tatuajes (en mi antebrazo izquierdo VALIENTE/LA MAREA, en mi muslo derecho votar si hoy hacemos el amor), la lengua más que entrenada de cantar canciones de vetusta, fito, extremo, marea gracias a la guitarra de Pedrinho y al acompañamiento de los San Ramones y un largo camino a oscuras entre toxos y demás especies autóctonas, el grupo llegó sin algunos individuos ni accidentes graves, pero con varias botellas de mezclas con vinos al lugar de las orquestas. plaza poblada de chavales luciendo sus "nuevas" camisetas de diversos colores y mensajes subliminales. escapadas con patri a detrás de los palcos. pelea con Darío por mi botella. derramamiento de un vaso de vinoycocacola por mi cabeza. más cerveza por encima mía gracias al puto de Darío. autógrafo de Iván Ferreiro hecho por Sara. más firmas a cuestas. marca de territorio cerca de mi ingle de sandra. botella y media de vinoycocacola ingeridos. recordando a diego nuestro paseo en moto. cagándose ya en el puto megáfono de esteban. bailes pendientes con lino. conversación de adultos con jorge que incluyó aclaraciones con patri y el éxito del fin del verano El Petao. saludo con mi "primo político" el cachondo de los putos cuatro años con mi prima y el sólo somos amigos. las fotos de ángela. y un sinfín de encuentros y momentos que todavía siguen llegando a mi memoria de pez. a las cuatro y media la orquesta se despidió, pero nosotros queríamos más. tras media hora rondando la zona descubrimos el chiringuito Gavá. llegamos con jorge solos los tres y acabamos todos los San Ramones allí reunidos bailando al ritmo de la malotada que el Dj pinchaba. encuentro de la patilla con luces. cerveza. las wipis ya ligando desde primera hora. baile malote de óliver. fotos de alba. miradas, besos en la mejilla, abrazos y levantamientos que todavía desconozco si entendió o no que no eran correspondidos. - mira que esta cachonda a túa amija. - xaaa, pero cóidaa ben. - e ló dudas de min?? - non home, pero ti cóidaa ben. - eu sempre. - lino, lo conocías? - non coño, pero veume falar el. - y qué te dijo? - que estabas cachonda. - bueno coño. - e díxenlle que che tiña que tratar be. - cómoooo???!!! a ti se te va la olla!! ti dálle bólaa ó rapas que non se larja. - jajaja! pero dixo qe el sempre eh! mira que bo partido. - ja ja ja... como ti non eres quen o ten que ajuantar. resultado: pilló que pasaba de él y por suerte no volvió (hasta que se hizo de día). one two three four, uno dos tres cuatro, i know you want me, you know i want you. verano azul. maría maríaaa, yo te quiero cada día más. love sex american express. y demás canciones en la misma línea durante el resto de la noche. ocho de la mañana: lino juan carmen y patri bailaban ya por inercia. - joder miña filla o teu non ten nombre, bailas como a primeira hora. la mejor decisión fue quedarme con la pareja y las wipis otra hora más. hora de la que pocos recuerdos tengo. cerca de las nueve, encuentro con sandra en la terraza del chiriguito Gavá acompañada por raponchi. - eu voto! - cómo? - que voto. (me miro la pierna y me entero del rollo). - ah! pero qué votas sí ou no? - sí joder! - vale, tereino en conta. - pero ahora conmijo no? - no, no, é unha votasión e solo levo o teu voto... - eeei, e esta flecha? sandri, eres ti? - home claro! - e para dónde vai esa flecha - ah!. gracias a santi encontré el camino a las tiendas y pude desayunar: zumo y mañanitos (joder qué hambre que tenía). desierto. un silencio roto por mi conversación con carmen "la larva" durmiéndose y lino "el currante" intentando no hacerlo. media hora más tarde y después de romperle la cabeza a los que se iban despertando para ir a bailar a la fiesta que montaron os carneiros, santi y yo nos fuimos de paseo. por el camino nos encontramos cinco euros cada uno (qe gastaría en la sesión bermú en cerveza con mami al lado) y a litri bailando él sólo en medio de los altavoces. ni rastro de la súperfiesta, todo el mundo sobaba. regreso a las tiendas y despedida de lino y patri y bienvenida a juansiño, paty y baloo. testimonio de ara. testimonio de marta. conversaciones de borrachos-tiraos de mañana. dentro del saco para no tener frío y dormir un par de horas, intento fallido. unas patatas fritas y un par de vueltas por la romería sustituyeron a lo que debían ser mis horas de sueño. recogida de nuestra tienda para comer con los bailarines de la competencia y mami que se unió a la fiesta, pero no a la borrachera. chicas show + cerveza + rueda con las cantantes + vals y cumbias sola + sol impresionante = sesión bermú de San Ramón. comida en abundancia con xilbarbeira acompañada con demasiados vasos de vinoycocacola. mi postre: caipirinhas esas pandereteiras como acompañamento. paseillos entre manteles y mesas impreovisadas con kilos y kilos de comida más litros y litro de alcohol. siete de la tarde: sesión baile galego, grupo de cespón, escarabote y xilbarbeira. tiempo en el cual casi me quedo a dormir si no fuera por mi hermana y las amigas y la orquesta de débora (ella y el hombre del organillo que se encargaba también de los coros). después de ver bailar a sergio y compañía y ayudarlos con la ropa, volví a cenar con la competencia. aunque tenía muchas ganas de seguir bailando a pesar de descubrir que todo el mundo se había ido para casa, la palabra de mi madre desgraciadamente valió más. - ti toleastes? para a casa!. así que sobre las diez de la noche me encontré en casa rodeada de mochilas, sacos de dormir y la tienda, comiendo las sobras. una ducha buena y necesaria dio paso a trece horas de profundo sueño estropeadas por una llamada no contestada inoportuna.
resultado: todavía con marcas de los versos de vetusta y con ganas de recuperar para la siguiente que empieza ya el jueves con la despedida de las fiestas de San Ramón de Bealo amenizada por la música de la Olympus.

intentando no pensar, recuerdo, no quiero olvidar (y aunque quisiera sé que no seré capaz)

sábado, 29 de agosto de 2009

29.

algo va a cambiar, para bien o para mal. cris, te suena? sí de esa canción, ese grupo que tantas lágrimas nos ha hecho derramar desde la primera canción que escuchamos. esa banda sonora que a tantos momentos de nuestras vidas le hemos puesto de fondo. y ahora cantan esa frase que cualquiera puede escuchar en un momento de su vida sin esperárselo. nadie sabe cómo reaccionar, estado de espera. podemos imaginar el bien y sonreir tontamente. pero seguro que imaginamos el mal e intentamos hacernos a la idea del punto y final. pero hasta que lo descubres no sabes realmente lo triste que te puedes sentir. suerte a todos aquellos que la han escuchado y están en estado de espera. os aconsejo esperar el mal, aunque lleguéis al bien, si no es así, dicen que duele un poco menos..

viernes, 28 de agosto de 2009

28.

se suponía que era el día más esperado de la semana, en el que piensas y te viene una sonrisa a la cara. en cambio ya no. esa sonrisa se ha borrado, aquella sonrisa ya no volverá a aparecer en mi cara cuando otro viernes más me despierte abrazada a la nada. intentaré ocupar mi tiempo con otras cosas que hagan que otras sonrisas aparezcan y sustituyan a la que tú me arracancabas, aunque sepa que nunca será aquella, llegará un punto en el que me basten las nuevas.. no queda otra..

jueves, 27 de agosto de 2009

27.

tres días más tarde...
había pasado dos días fuera de casa, había pasado dos días intentando no pensar en la situación en la que desde hace tres días se encuentra. pero ahora, en el día de su vuelta, ha descubierto que había pasado dos días pensando en la situación que tenía antes de aquellas cinco de la tarde, había pasado dos días recordándolo entre humo y alcohol. pero ahora, tras reencontrarse con su habitación había descubierto que lo único que le quedaba de aquella situación era un oso, un sombrero y tres fotos ocultas [ absurdo es mencionar todos los momentos que retendrá en su memoria hasta que esta le falle con la edad, e incluso ahí será lo único que verá ]

martes, 25 de agosto de 2009

veintisiete horas después...

veintisiete horas después estoy delante de la misma pantalla de siempre, dándole vueltas a todas esas cosas que veía y se me ocurría que algún día podría hacerlas contigo y que se han quedado en eso.. en un quizás.. supongo que todavía me quedan muchas cosas por ver que querría hacer contigo y demasiados recuerdos que vienen una y otra vez y que jamás se irán..
un bonito recuerdo, tú lo dijiste, ahí ya lo sabías

25.

¿las cosas son así, se trata de seguir?
¿es algo tan simple como eso? claro que no, por supuesto que no. puede que esa frase la acabes repitiendo en tu cabeza algún día pero no hoy, ni mañana, ni al siguiente, ni el próximo mes... cada vez que pasaba algo malo, te aferrabas a él, a la idea de verlo en el fin de semana, esos dos días y medio que se supone la gente tiene libres. no puedo evitar el pensar a quien pedirle un poco más, una tarde más, simplemente un momento más, besarlo una vez más, abrazarlo una vez más, vovler a sentir en ese instante que hay alguien que te protege del resto del mundo, alguien que rodeándote está evitando que el tiempo pase y no te haga daño. ¿dejar caer la última lágrima de amor? todavía está cayendo la primera..

lunes, 24 de agosto de 2009

off

lo piensas. te lo imaginas mil veces. lo temes cada día y cada noche que te alejas de ella. lo intentas evitar cada vez que tienes la oportunidad de estar a su lado. es ese conjunto de imágenes que se te forman todos los días de tu vida e intentas disiparlas y no te lo acabas de creer. pero cuando es inevitable, cuando de repente ves esas palabras o las escuchas se te graban en la mirada, en el tímpano, en la mente. las ves cada minutos. resuenan cada hora con más fuerza. no te lo quieres acabar de creer y dedicarás cada día a recordar cada momento a su lado, para ocultar el resto de momentos posibles que ya nunca se reproducirán en el camino de tu vida. desde el primer día temía esas palabras y ahora de nuevo las tengo delante mía. yo sí que lo siento
da igual, te seguiré queriendo

24.

te propongo un planing para el resto de tu vida:
- a mí todavía me queda algo más de un mes de vacaciones de verano, algo más de un mes de tiempo libre, si todavía te queda a ti algo de eso quiero compartirlo contigo.
- después me empieza mi segundo año en la universidad: cenas todos los viernes en tu ciudad y los domingos podemos intercalar tu destino con el mío; llevando incluídas noches por sorpresa en tu cama y tu invitación para todo el año a venirte cuando quieras. como cualquier estudiante tendré miles de días libres y vacaciones, a disposición de hacer con ellos lo que quiera y una buena idea sería pasarlos ahí. este planing para este curso, lo podría repetir otros dos más.
- luego de nuevo en el verano, este año de destino Benicassim y hay miles de fines de semana: uno de acampada en las islas ons, otro en portonovo, otro en bilbao, vamos, donde queramos. y por la semana imagino qe tendré prácticas y tú trabajo, pero existen tardes y existen coches, los de los peajes se podrán hacer ricos gracias a nosotros. y los otros dos veranos en medio de los cursos a mí no me importa que sean iguales.
- una vez que termine la carrera podemos irnos a vivir juntos y ahí ya hacer nuestros planes juntos
qué dices?

sábado, 22 de agosto de 2009

recordando para [no] olvidar

lunes. llegada. dudas solucionadas. tocaba espera. martes. casi segura. llamada nocturna para confirmar lo supuesto. miércoles. maleta mañanera. tarde de partida. tarde de playa en portonovo. paseo en coche por la costa del sur. regalo sorpresa que me dejó sin palabras. ducha. paseo nocturno bajo las estrellas y las luces de las atracciones y las tómbolas que decoraban la ciudad. tómbola con premio seguro. dos minipeluches simpáticos y un llavero sensual. uno para mí y otro para ti que hará que recuerde esos tres días previos a un fantástico fin de semana todo el resto de mi vida. noche increíble con miradas de recelo a la que se avecina. mañana del jueves increíble con madrugón de regalo. paseo mañanero por la ciudad del sur en línea recta con lectura de mi revista favorita en un parque incluída. comida sana. siesta en aquel salón que me recordó a mi primera visita a aquel lugar semiprohibido. después de un ligero intercambio de palabras y un nuevo cambio de ropa tocó un nuevo paseo por aquella ciudad casi personal interrumpido por un festival disney. y una vez más cena de tapas en la mesa de siempre. de nuevo una noche increíble que se sumaba a su lista, esta vez las miradas de reojo fueron hacía unas mentes criminales ya vistas. viernes. la espera de una nueva mañana increíble se vio un poco truncada. el cansancio hizo mella en nuestros cuerpos que habían decidido por nosotros dormir una hora de más. un beso a dos bocas y al trabajo. desayuno con pablo y paseo entre las tiendas de ropa de moda. de nuevo comida sana y después tocaba la peor decisión de los tres días. una vez decidida la tarde de playa en puebla, de repente durante el trayecto dio un vuelco y lo planeado se canceló. viernes por la tarde. tocaba despertar de esos tres días, poner los pies en la tierra y esperar. la impaciencia me caracteriza y por suerte o por desgracia la espera duró unas horas. viernes noche, todo se había acabado.
ahora dime si en aquel momento ya decidiste terminarlo todo o qué quieres hacer

viernes, 21 de agosto de 2009

estás, lo sé

Parece ser que el único contacto que puede tener una persona con un cobarde es a través de unas líneas escritas en un blog de internet que nadie se para a leer. ¿Qué pasa, que los nudillos de los dedos los tienes rotos o es que se te han quedado paralizados todos los músculos de las manos? Un poquito de tacto y una señal de negativa nunca está de más. Quisiera decirte tantas cosas, cómo me siento, cómo me has hecho sentirme, pedirte algún tipo de explicación sobre detalles que no entenderé jamás. Quizás esa persona a la que pocas veces le he hecho caso y que creo que casi siempre que he hablado con ella ha sido para utilizarla de alguna manera, siempre ha tenido razón y ahora más que nunca. Quizás es que ha llegado el momento de intentar empezar a dejar de pensar en ti. Llenaré mi tiempo con otras ocupaciones absurdas que impedirán que te me pases por mi cabeza las veinticuatro horas del día. Por cierto, ¿conoces a alguien que me pueda ayudar a hacerlo (que no seas tú)?

todo sigue igual

una vez más le daba a inicio y una vez más no aparecía nada nuevo. una vez más minimizaba todo para ver los contactos conectados y una vez más tú nombre no aparecía entre los de aquella lista. una vez más se encontraba delante de la pantalla cada día menos blanca, una vez más haciendo tiempo pensando en tu posible "descanso" y en nuestra posible conversación de besugos. y una vez más sin saber porqué se encontraba en la misma situación, esa situación que cada día pasaba intentado evitar, pero en la que cada día se seguía viendo inmersa. sabía que esa situación continuaría. pero también sabía que se aproximaban los dos peores días de ella. eso dos días en los que no sabría que hacer, esos dos días que tenía pensado dedicar para el descanso de toda la rutina y para la preparación de lo que se avecinaba, pero esos dos días que se acabarían convirtiendo en una espera de algo que también sabía, nunca más llegaría

21.

Creía que con aquel no tendría que disimular. Ya había pasado aquella época en la que todo tenía que aparentar ser perfecto, que tú eras perfecta, que él era perfecto y que lo vuestro era la cumbre de la perfección. Esa época de instituto en la que parece que todas las parejas de adolescentes se empeñan en ganarse un hipotético título de Pareja Del Año, o algo por estilo. En realidad, creía que ella nunca había atravesado esa época, o por lo menos lo había evitado de una manera bastante sutil. El único chico que le había acompañado seriamente durante esa época era cinco años mayor que ella pero cinco centímetros más pequeño, de pareja del año tenían más bien poco. Pero lo que importaba es que él la hacía sentirse muy a gusto cuando sus brazos la rodeaban. Pero supongo que todo pegó un cambio de repente y ella descubrió que no quería continuar en esa situación durante esa época que estaba atravesando. Eligió pasarse aquella primavera y aquel verano con su mejor amiga sin importarle nada más que divertirse cada fin de semana más. No lo había dudado nunca, estaba mucho mejor sin él. Aunque pronto conoció al que le iba a habitar durante el resto de sus días hasta el día de hoy en sus pensamientos y que de vez en cuando también la rodeaba con sus brazos, conscientemente intento evistar de nuevo entrar en aquella situación, pero inconscientemente ya había entrado aquel cinco de mayo de hace ya dos años. Desde aquel momento había decido que la época de disimular que ella nunca había atravesado, en su vida nunca llegaría; pero ahora ya no está tan segura de ello. Quizá ahora con diecinueve años y que más que nunca le da igual lo que diga la gente, va a tener que empezar a disimular, convertirse en algo que no es, intentar descubrir que es lo que quieres, que es lo que me falta, para encontrarlo, ponérmelo y disimular una parte de mí.. pero a tu lado

jueves, 20 de agosto de 2009

20.

un día más y como viene siendo habitual este verano, llegaba una tarde. una de esas típicas tardes en esta parte del mundo que según dicen se utilizaba para descansar al principio de los tiempos. una tarde nublada, en la que parecía que el sol le estaba pidiendo un hueco a esas nubes que llevaban dos días empeñadas en no dejarle paso. una de esas típicas tardes que invitan a ver una peli en el sillón de un piso semiamueblado con tus mejores amigos, llenándote de comida basura que ayudará a formar futuras curvas. aunque no sepa de que irá esta vez el film sí sé cómo acabará, todos juntos en la terraza de nuestro bar de casi siempre recordando los mejores momentos de la peli y dedícandonos "halagos mutuos" entre nosotros. esperaremos hasta que comience a entrar la noche y las estrellas hagan su aparición. en mi caso el estómago también dirá cuando poner rumbo a casa. intercalaré todo esto con esos pensamientos que me llevan abrumando desde el viernes y a los que poco a poco le seguiré dando peor forma una vez me encuentre acostada en mi cama. una noche más y como viene siendo habitual este año, lo haré sola: yo y mi almohado, que dicho sea de paso, sustituye a tu ratón de ordenador
.
.
.
seguiría esperando el momento

miércoles, 19 de agosto de 2009

19.

de nuevo juntó un día más a su colección de días en blanco, días de silencio que se convierten en vacíos completos. no sabía cuanto más iba a durar aquella espera, pero sabía que poco a poco, día tras día la iba consumiendo cada vez un poco más. estaba ansiosa porque llegara el final de ese silencio, tenía unas ganas enormes de hablar con ella, de contarle cómo había sido su experiencia fuera de casa, tan cerca de ella y a la vez tan lejos, quería volver a aburrirla cada semana con las chorradas que había hecho el día anterior o tenía planeadas, quería volver a tocarle los huevos de nueve a diez y media y al volver del trabajo de nuevo delante de aquel cacho de plástico ver aquella pestaña en naranja una vez más, aunque fuese una última vez

martes, 18 de agosto de 2009

son sueños

hoy volví a soñar. y de nuevo tú no eras el protagonista. no, no soñé contigo. pero cuando me desperté, espavilé y me levanté, me acordé de ti. "sólo descansas cuando sueñas de verdad". después de dos largas semanas, creo que he descansado algo. pero a la vez creo que me gustaría estar repitiendo la segunda parte de la segunda semana, en la que descansaba soñando despierta

18.

se prometió a ella misma que nunca más volvería a buscarlo, que nunca más lo iba a esperar, que desde aquel momento había empezado una vida nueva, sin él y con todos. ella desconocía que ella misma hacía años que se había ido con él para no volver jamás

lunes, 17 de agosto de 2009

vetusta morla

[ella es Valiente] Sabes que no digo lo que digo y que hago lo que no hago, que soy valiente, qe no es sólo cuestión de suerte o de verte. No voy a ocultar lo peor o a contar lo mejor, pero sí me reservo el mejor chaqué para cuando te vea. (ya ves, lo que es no es). Dicen que a veces no soy yo, que busco un difraz mejor, yo creo que me remito a bailar hasta el apagón (disculpa mi osadía). Pero tienes que ver que nunca tengo mi papel. No olvido los sueños, vuelvo a lo que no acabó, porque ser valiente no es sólo cuestión de suerte. Aplaude y vámonos (que termine esta función)
[el piensa en La marea] Lo siento, pero no puedo dejar de pensar en ella, en la marea, que me dejó arenas de plata (para mi reloj del tiempo que ¿no? pasa), islas inundadas (para atrapar una historia de piratas), aromas de barco (con algas tejidas en forma de desengaño), conchas sin nombre (para que el niño haga un collar con un alfabeto que el hombre no alcanza a entender), cangrejos helados, aguas de hielo, un libro en blanco, versos borrados, tinta, un borrón y un papel mojado. La marea me dejó la piel cuarteada, la miel en los labios y, lo peor, las piernas enterradas

doce, trece y catorce

mientras muerdo helados pequeños después de comer, me vienen a la cabeza grandes recuerdos

lamarea.

aparece. escribe hola. quiero que sea el principio de una conversación. quiero hablar contigo. quiero decírtelo. quiero que te quedes a mi lado para siempre. quizás lo quiero todo

17.

sabía que lo echaría de menos y ahora estaba segura de que ya lo había echado de menos. pero lo que no tenía claro era por qué quería que apareciese de nuevo. se sentía cansada y harta, pero de repente se sintió confusa. lo peor es que quizás toda la espera y los remordimientos no hayan valido la pena porque habrá sido el alcohol el dueño de aquel mensaje y la cordura la que pronunció aquellas palabras, quitándole el habla y tirando por sus lágrimas. de nuevo en su interior le repitió aquellas dos palabras, esas dos palabras que no fue capaz de escupirle a la cara cuando de verdad lo sintió

viernes, 14 de agosto de 2009

casi quince, casi vetusta

siento algo tan fuerte por ti que sé que es imposible olvidarte, no quiero olvidarte, quiero que estés ahí siempre, siento que necesito sentirte un poco a mi lado, que un día quizás volvamos a estar juntos. sólo tú haces que me sienta de esa manera estando conmigo. siento que no quiero tener a nadie más a mi lado que no seas tú. que me da igual que tú no vayas a estar a mi lado cuando quizás más lo necesite, pero yo sí quiero estar a tu lado siempre que lo necesites. esta noche te echaré tanto de menos. y no quiero echarte nunca más de menos. quiero estar contigo para siempre. poder dormir contigo y sólo echarte en falta cuando no pueda compartir tus sábanas. pero no porque me dejes irme o porque te alejes. no quiero echarte de menos de esa manera. no quiero ser sólo un bonito recuerdo, me niego a aceptarlo. quiero ser algo más que un bonito recuerdo
.
te quiero, pero siento que me pides a gritos que te deje que te vayas lejos. te quiero!

martes, 4 de agosto de 2009

4.

"engañar, seducir, ponerme guapo para ti" así canta el grupo madrileño en una de sus canciones. ayer lo escribía en mi nombre y tú me preguntabas si una vez más era una indirecta para ti, y quizás la había escrito pensando en ti, pero no tenía nada que ver en cómo me sentía. hoy la he cambiado: sólo te pido eso, vente. que ya no es que se trate de una indirecta, es un mensaje para ti. pero quizás,
la frase de ayer habría quedado en el día de hoy a la perfección.
no quiero irme con este mal sabor de boca a un viaje en el que supuestamente lo voy a pasar bien, porque entonces sé que todo irá mal. quiero irme con todo arreglado, si es que hay algo que arreglar, o por lo menos, sin preocupaciones, ni tú, ni yo. ahora más que nunca quiero que vengas a mi lado
(...)

domingo, 2 de agosto de 2009

3.

dicen que hay etapas en la vida de una persona. y que en cada etapa nacen caminos nuevos. a veces un nuevo camino nace cualquier día. sin darte cuenta, aparece delante tuya una nueva senda a la que te tienes que enfrentar. algunas son agradables sorpresas y otras duras cuestas que tenemos que soportar. ojalá que estos nuevos caminos que aparecen sean del primer tipo, de esas sorpresas que hacen que tengas esa sonrisa profident durante días y días y días
(...)

creo que me vuelvo a sentir cautivada

Cuando eres pequeño cualquier cosa puede cautivarte, pompas de jabón o un riego que crea un arco iris sobre el césped. Creo que hacerse mayor significa que cada vez te cuesta más encontrar la forma de sentirte cautivado. La única vez que veo a los adultos con esa misma cara es... cuando se enamoran

busco el consuelo de tus abrazos

Recuerdo que mi madre me contó que solo había ido a misa una vez, con su madre, el domingo de resurrección. Cuando el cura dijo que el Reino de los cielos estaba en su interior, casi se muere de miedo. Significaba que todo dependía de ella. La gente quiere el consuelo de unos brazos fuertes, buscan las voces en su mente, las drogas, miran al cielo

una noche más

sin necesidad de volver a abrir la boca sabían que estaban sintiendo lo mismo, las mismas ganas de verse, de encontrarse de nuevo sus cuerpos desnudos en la misma cama entre aquellas sábanas blancas que los arroparon mientras hacían el amor

are we human?

¿Que nos hace humanos? ¿El poder pensar? ¿El poder sentir pena y dolor? Tal vez. ¿El poder reír? eso espero. Podemos sufrir y reír, conocemos un pasado y un presente y en cierto modo, un futuro. Tal vez lo que nos hace humanos es que sabemos lo suficiente para creer que sabemos a donde vamos.

u.u

por una vez se había equivocado, o eso le hizo saber. las cosas se adelantaron y al parecer se aclararon. sólo le pidió una cosa: no me vuelvas a dar esos sustos :(
(8) intentaré volver el tiempo atrás (8)

05:12:00

el capítulo de hoy se titula: se akabo. amigos. alcohol. risas. alcohol. bailoteos. alcohol. risas. alcohol. y de repente le vino a la cabeza. de nuevo él. lo que estaría haciendo y las ganas que tenía de hablar con él, porque no podía estar con él en aquel momento. llamada perdida. sensualmente ella se quitaba las sandalias de tacones de vértigo para descansar por fin. a new message. él. sentada en el sofá antes de quitarse de encima todas las marcas de aquella noche lee aquellas dos palabras que la descolocan por completo. no tienen sentido en ese momento y a esas horas. doce hora después ella sigue si saber qué hacer. sabe que acabará cayendo en la tentación, pero no sabe cómo. pasarán los minutos, quizás horas y seguramente ocurra. si no, dejará pasar el segundo día infernal para la conversación de la nueve de la mañana. en su interior sabe que no será capaz de esperar, pero también sabe que para obtener respuesta deberá dejar pasar otras doce horas como mínimo
(...)

2.

Todos estamos al borde del abismo, a todas horas, todos los días, un abismo por el que todos caeremos; la elección no es esa, la elección es si queremos caer pataleando y chillando, o si queremos abrir los ojos y el corazón a lo que sucede cuando empezamos a caer

sábado, 1 de agosto de 2009

empeza agosto

levanteime e mirei o calendario colgado detrás da porta, como o fixo durante nove meses naquela habitación de Compostela, que tantos recordos, tantos momentos, tantos segredos, tantas historias, tantas confesións e demais garda nas súas paredes. un de agosto. decateime de que xa pasara un mes máis. o primeiro dos tres meses das vacacións e verán xa pasara e comezaba agosto. ela dimo tódolos días: en agosto non vas pisar a casa. e eso é o que espero. que poida ter as vacacións de verán polas que esperei todo este mes de xullo. marcho mércores para unha vila francesa e estou de volta o próximo luns. vou botar tanto de menos todo isto: as primeiras palabras antes de almorzar, as conversas a través dos micrófonos da radio cos meus compañeiros de profesión, chegar ás présas para encender a pantalla do ordenador e descubrir que aínda andabas na oficina, falar ata que meu pai me avisase da comida, seguir a conversa ata ás cinco e media en punto que é cando quedo cos meus amigos, os toques mensaxes e demais parvadas moi ignorados ultimamente, os soños na miña cama. todo. pero cando chegue a fin de semana, o sábado sete só unha cousa me vai ocupar a cabeza. que eu realmente no quero estar onde vou estar. que o quero de verdade é estar noutra habitación, noutro país, non bailando no país veciño con persoas ás que fai dous anos que conozo. que o quero é estar contigo pasando o día e a noite. rexeitar aquela invitación foi algo que pensei que nunca pasaría, pero pasou por forza maior. sei que vou intentar agochar eses pensamentos superpoñendo outros mellores por riba. os pensamentos dos días posteriores á miña chegada a Galicia. terán que valer pola fin de semana que non me vou pasar na miña terra. así xa chegará a metade do segundo mes do verán. cando o sábado quince de agosto esteamos en Pontevedra vivindo en directo esas cancións que levamos meses escoitando, vetusta morla en vivo e en directo. si penso en que así de rápido se me van ir os primeiros quince días de agosto dame pena polo factor tempo, pero aparece unha sonrisa na miña cara o pensar o xeito no que van pasar. polo de agora, só é sábado un de agosto. quédame media tarde para preparar todo ó último detalle para a viaxe ó país veciño. e a continuación unha longa noite de esmorga cos mellores amigos neste pobo que hoxe parecerá abandoado, pero que nos encheremos cos nosos berros e as nosas cantigas galegas. estarei pensando en ti
(...)

1.

(8) Tengo la fe, tengo la intuición, tengo el viejo trono de un rey y ahora sólo soy bufón (8)
sólo el saber que cada vez quedan menos días para mis vacaciones de verdad me ayudarán a que pasen estos dos días, aunque tampoco te voy a mentir, me iré de fiesta y borrachera con los amigos, esas noches que desde hace algún tiempo no se repiten. prometo recordarlo todo. prometo no besar tus labios. prometo olvidarte esta noche. prometo recordarte mañana, o quizás sólo el lunes. prometo no dejar nunca de sentirte
(...)

viernes, 31 de julio de 2009

para entender muchas cosas

Tengo una teoría de porqué la gente hace cosas tan horribles, es por lo mismo por lo que los niños se empujan en el colegio. Si tú eres el que empuja, nadie te va a empujar a ti, si tú eres el monstruo, nada estará esperando entre las sombras para atacarte. Es muy sencillo, la gente hace cosas tan horribles porqué tiene miedo

32.

El silencio y el color blanco se habían apoderado una vez más de aquella pantalla de ordenador, inmersa en una sala llena de libros que narran historias fantásticas y quizás algunas que todavía se puedan tachar de verosímiles. Pero esta vez el hecho había ocurrido un día con antelación, esta vez aquella situación iba a durar tres días y todavía quedaban dos. Existía la esperanza de que una vez más el ritmo de la música, el ambiente de fiesta, la noche, los grados de alcohol y el humo del tabaco se volviesen a apoderar de sus cuerpos para ayudarlos a soportar esos dos días. A continuación volverá a empezar otra semana más, esta vez atípica. Y todos saben que dentro de él nacerá un nuevo sentimiento que hace años que no sentía
(...)

31.

- Tiene gracia, bueno, en realidad no la tiene: hemos estado más tiempo separados que juntos...
- Ha pasado mucho tiempo.
- Sí, y muchas cosas.
- En cierto modo somos unos extraños.
- ¿Ah si? ¿Y quién eres tú?
- Quien tu quieras que sea.

jueves, 30 de julio de 2009

i miss you

(8) i will miss you. repitió una y otra vez que me iba a echar de menos. que de hecho todavía estaba a su lado, cinco minutos antes de irme, y ya me echaba de menos. quizás tú no lo sepas, pero cada minuto que ha pasado desde aquella vez te he echado de menos siempre que no has estado a mi lado. cada momento importante que he pasado en mi vida te he tenido presente. y quiero que sepas que eso no va a cambiar. sí, te echo de menos (8)

look after you (8)

el simple recuerdo de su imagen cerca de él hace que esa sonrisa aparezca cada cinco minutos, haciéndole conocer a todo el mundo, que de nuevo, de pie, despierto, estaba soñando con ella.

abducidos

El mundo está hecho de cosas grandes y de cosas pequeñas, pero lo más injusto es que las llamemos grandes y pequeñas, porqué cuando te pasa algo, cuando pierdes algo o alguien que de verdad te importa, solo te fijas en eso, aunque explote el mundo a tu alrededor, no te importa, no te importa nada

30.

-Me da miedo decir algo equivocado...
-Te amo.
-Vuelvelo a decir.
-Te amo.
-Nunca dejes de decirlo.
-Te amo,te amo,te amo.
-Nunca habia sido tan feliz en toda mi vida.
-Yo tampoco.
-Tan feliz como para tocar el cielo con un dedo?
-No, muchos mas, al menos tres metros sobre el cielo.

a tres metros sobre el cielo

Más arriba, tras el cristal. Alegría y dolor. Pallina mira a Babi desaparecer con él, finalmente inocente y sincera. Maddalena mira a Step desaparecer con ella, culpable únicamente de no haberla amado y de no habérselo hecho creer nunca. Y en tanto que los dos, frescos de amor, salen a la calle, Maddalena se deja caer sobre un sofá. Se desengaña sola, al igual que, sola, se había engañado. Con un vaso vacío entre las manos y algo más difícil de rellenar dentro. Ella, simple abono de esa planta que a menudo florece sobre la tumba de un amor marchito. Esa rara planta llamada felicidad

miércoles, 29 de julio de 2009

¿crees que el amor es una enfermedad incurable?


Hay nubes grises que cogen su color al estar cerca de la luna. Hay nubes sin sombra. Hay nubes densas, blancas y brillantes cuyos bordes se tocan. Hay velos blanquecinos formados por cristales de hielo. Nubes como rebaños. Hay nubes negras como montañas oscuras, que en unos instantes cubren el cielo y anegan la tierra de lluvia. Hay nubes como velo de cristal. Y nubes pesadas como castillos. Nubes que nos recuerdan la cara del ser que amamos. Y nubes con rostros que no queremos recordar. Siempre viví mirando al cielo y nunca encontré dos nubes idénticas. Así quiero morir. Mirando las nubes y buscando la pregunta a una respuesta que no conozco

a los que aman

Dicen que a través de las palabras, el dolor se hace más tangible. Que podemos mirarlo como a una criatura oscura. Tanto más ajena a nosotros cuanto más cerca la sentimos. Si uno de estos pequeños granitos enferma, el resto del organismo enferma también. Pero yo siempre he creído que el dolor que no encuentra palabras para ser expresado es el más cruel, más hondo… el más injusto. Pasé mi vida amando a una mujer que amaba a otro que no la amaba sino que amaba a otra de la que nunca supo si la correspondía. Era un tiempo en el que miraba al futuro con más esperanza que miedo.

a ti


no necesito ser el primero, sólo el último

a good woman

─ Por una noche creí que te habías enamorado de otro hombre.
─ Por un minuto creí que te habías enamorado de otra mujer.

a dos metros bajo tierra

No hay más que una vida, no hay Dios, ni reglas, ni juicios más que los que tú aceptes o crees para ti misma, y cuando se acaba, se acaba, duermes por toda la eternidad. Se feliz mientras estés aquí

29.

tanto cuesta arrancar unas palabras de tu boca? tanto cuesta que pulses las teclas de tu teclado tan sólo para escribir una palabra? eso parece... y sabes que una palabra hace cambiar todo el curso de las cosas irremediablemente, para bien o para mal
(te espero)

martes, 28 de julio de 2009

28.

Dan Scott volvía a leer como cada vez que tenía cinco minutos muertos en el trabajo el blog de aquella chica en la que no podía dejar de pensar. Desconocía el porqué de que cada vez que tenía un hueco libre en su mente, ésta lo llevaba a pensar en algún momento al lado de ella, en qué podría estar haciendo, si habría escrito algo nuevo desde la última vez, incluso a veces le entraban ganas de llamarla para saber qué estaba haciendo o simplemente por oír su voz y mantenerla ocupada unos minutos. Pero casi siempre esas ganas eran reprimidas por él mismo, porque no quería cogerle demasiado cariño, no quería quererla, le daba miedo volver a ser lastimado. Le gustaba hablar con ella, observarla desde lejos, pasar con ella una tarde, dormir con ella alguna noche, pero tenía miedo a todo lo que podría llegar a sentir. Daba un paso hacia delante y un minutos después dos hacia atrás. Ese era el motivo de que otro día más él se encontrase sólo, en el salón de su piso, sin nada que hacer y echándola quizás de menos. Aquella chica había decidido hace tiempo dejarle a él las riendas de todo, ella simplemente se limitaría a pasárselo bien. Y así fue durante meses...

lunes, 27 de julio de 2009

27.

me ves aquí y ni siquiera eres capaz de decir algo? una vez más voy a ser yo el que se atreva a decirte algo, a pedirte quizás una explicación que pienso que me merezco, a no ser que hayas perdido el móvil y yo no lo sepa. buenos días? (silencio) la verdad de ti no me extraña, maldita mujer!

sábado, 25 de julio de 2009

buh!

por ninguna razón en concreto él decidió cogerle cariño a aquel hombre. a ella nunca le dijo porqué y ella era incapaz de entender aquel sentimiento tan fuerte. había millones de hombres que habían rozado su piel, millones de hombres que le habían mirado a los ojos. pero no, él había decidido escoger a aquel y punto. dos años y medio después él seguía empeñado en aquel hombre. había un pequeño fallo, con el otro él no se entendía muy bien. pero él lo quería seguir intentando, no quería darse por vencido, tenía una esperanza todavía de que algún día se podrían llegar a entender perfectamente. ese día todavía no ha llegado y lo cierto es que los dos todavía no se relacionan mucho. ella y el hombre sí se relacionan de vez en cuando, se encuentran alguna noche y pasan un rato juntos, se han acostado un par de veces, hablan muy a menudo y se caen muy bien. ella y el hombre podrían ser una pareja perfecta. pero para que esto sucediese tendrían qe él y él entenderse casi a la perfección y para que esto pase nadie sabe cuanto tiempo puede pasar todavía. él está dispuesto a esperar, ya lo demostró. ella quizás también. el hombre parece que no le parece una mala idea lo de la espera. el problema es el otro él. este él es el que decide. este él es el encargado de decidir cuando se le pone punto y final a la espera y como resulta. los otros tres tendrán que mantenerse al margen, ese él decidirá
(...)

25.

Piensa que la forma en que la vida fluye está mal. Debería ser al revés: uno debería morir primero, para salir de eso de una vez. Luego, vivir en un asilo de ancianos hasta que te saquen cuando ya no eres tan viejo como para estar ahí. Entonces empiezas a trabajar, trabajar durante cuarenta años hasta que eres lo suficientemente joven para disfrutar de tu jubilación. Luego fiestas, parrandas, drogas, alcohol. Diversión, amantes, novios, novias, todo, hasta que estás listo para entrar en secundaria... Después pasas a la primaria, y eres un niño que se la pasa jugando sin responsalibilidades de ningún tipo. Luego pasas a ser bebé, y vas de nuevo al vientre materno, y ahí pasas lo mejores y últimos nueve meses de tu vida flotando en un líquido tibio, hasta que tu vida se apaga en un tremendo orgasmo... ¡eso sí es vida!
Quino

viernes, 24 de julio de 2009

24.

la misma tonta de siempre. la que vuelve a caer una vez tras otra cuando empieza a pensar que todo puede estar bajo control. la verdad, ya no tengo esperanzas en nada futuro, me limitaré a seguir cayendo en el presente que puede que duela algo menos. pero duele. quizás sea la hora de empezar a cambiar de aires, a cambiar de tú, a cambiar de mí. el problema es que sea demasiado tarde, ya todo me trae recuerdos y el cariño es demasiado grande como para hacer de buenas a primeras ¡plof!

martes, 21 de julio de 2009

21.

a mí también me gustaría tener una cita de dos minutos. los que ella tenía para comer. pues en esos dos minutos da tiempo a tener una cita memorable: taxi. comer de restaurante. taxi. peli de 15 segundos en la que sólo saldrán las escenas importantes. taxi?. no mejor a pie. café. tarta deliciosa. flores? soy alérgica. bien, empezamos a conocernos. ha sido una preciosa velada. y... tiempo! el postre se ha alargado un poco, así que he tenido que eliminar el beso de despedida. creo que por una vez puedo llegar un poco tarde. dos minutos exactos, sí una cita de dos minutos estupenda. pero sabes qué? no la cambio por una de cuatro horas de mecánica, viento y paja. aunque suena mejor coche, playa y paseo entre el siglo XV
(...)

lunes, 20 de julio de 2009

la primera desde aquella tarde de domingo

supongo que me tendría que haber acostumbrado hace dos semanas, pero ahí tenía excusa para no hacerlo. pero bueno, tengo el propósito de hacerlo a partir de hoy. ya fue raro verlo todo escrito, no estaba como siempre, y las dudas y los pensamientos ya habían empezado a hacer su función. pero mi querida conciencia intentó disiparlos. sólo aguantó un par de horas. ahora, casi cuatro horas más tarde la espera parece que hace décadas que ya ha acabado, por mucho más que quiera seguir esperando. como tantos días pasados, existen días que no estarás ahí y a esos días me acostumbraré, hasta que lleguen los míos
(...)

tiempo infinito

no sabía que pasaría mañana, no sabía si lo volvería a besar, no sabía si todavía les quedaban caricias que darse, caminos que recorrer juntos, desconocía si las carreteras estarían dispuestas a volver a abrir su asfalto para que pudieran llegar a su destino perdido para volver a perderse entre sus sentimientos, no sabía si él estaría dispuesto dentro de un mes a llevarla a ver un atardecer igual que el año anterior, quizás a la mañana siguiente él ya no estaría dispuesto a compartir conversaciones sin lógica, no sabía si dentro de cuatro meses él volvería a coger el teléfono otro domingo más, desconocía si la semana siguiente iba a volver a verlo, no sabía si él iba a querer volver a la playa con ella, no sabía si dentro de seis meses iba a poder compartir otro momento de su vida con él, desconocía si él la iba a acompañar otro año más, como todo el mundo ella tampoco sabía lo que el futuro le tenía preparado, pero lo único que tenía claro era una cosa... aquel chico era el que ella quería tener a su lado tiempo infinito

20.

simplemente quería decirte adiós. sí, nada de andar de nuevo con juegos, nada de ahora sí ahora no. te quiero, y te quiero como no he querido a nadie en toda mi vida, pero no puedo pasarme ni un día más con esto que siento y que tú sigas actuando igual. sé que no te extrañará que venga sólo para decirte, sé que imaginabas que esto iba a acabar llegando algún día, ¿por qué? porque tú estabas decidido desde un principio a que no ibas a dar más de lo que diste el primer día. pusiste las cosas claras y dijiste: lo tomas o lo dejas. ¿dejarte yo a ti? pensé, nunca. claro que tomaría cualquier pacto que me ofrecieras. y aunque no me quedan fuerzas para seguir con todo esto adelante, sería capaz de fabricarlas sólo por ser tú, por ser lo que significas tú para mí. te he dado siempre cada minuto libre que he tenido, las caricias y los besos más exclusivos siempre han sido para ti, todo lo que he tenido y más te lo he dado siempre a pesar de que no pudiera hacerlo. y un día te das cuenta de que puedes seguir así toda la vida que nada va a cambiar. él nunca te dará uno de sus minutos, si lo hace será el que tenía muerto por ahí suelto y sobrante. las caricias y los besos que te da son las mismas que les da a las que conoce una noche y sin darles nada más que sexo a cambio consiguen más que tú. y nunca te dará todo lo que él tenga, no siquiera lo que tú le pidas, la tercera parte (exagerando) te llega. por eso me encuentro en este punto en el que me he decidido a decirte adiós. no es porque yo me canse, es porque tú me has agotado
.
.
.
pero una vez más ella vuelve a quitar fuerzas para luchar por su minuto libre, los besos y caricias que a nadie más le dará y por que un día le de todo y más

viernes, 17 de julio de 2009

17.

tan cerca de un momento tan esperado que siento pánico y me niego a pensar que será cierto. tengo realmente pocas esperanzas en que tú correspondas al planing. hazme saber que me equivoco, hazme saber que a veces tú también quieres estar conmigo, que ahora quisieras verme después de casi dos semanas que han parecido dos décadas. sorpréndeme. dime que no siempre tengo razón, que todavía me tienes engañada y ven. ven a verme, a besarme, a abrazarme, a tocarme, a acariciarme, a vivir instantes conmigo. quiero verte, besarte, abrazarte, tocarte, acariciarte, vivir instantes (eternos en el tiempo) contigo.
sí... quiero pasar esta tarde acompañada única y exclusivamente por ti
(...)

miércoles, 15 de julio de 2009

quédate

se siente uno como si poco a poco estuviese saliendo de un búnker, viendo la luz al final del túnel, saliendo a flote en el medio de un inmenso océano... pero en realidad no sabe que alguien en lo más adentro del búnker, en lo más oscuro del túnel o en lo más profundo del océano está agarrándole fuertemente de las piernas para que se quede allá dentro, que no se mueva de allí, de su lado. porque lo que en realidad quiere esa persona es que ese uno permanezca con ella para siempre
(...)